Día: 28 de mayo de 2019

John Wick 3: Parabellum

No: John Wick 3 está lejos de ser una coreografía. Tiene, en todo caso, grandes momentos como las confrontaciones del principio (matando gente con caballos, libros o lo que venga a la mano: el amigo Wick es un trabajador de la muerte y es un creativo), que funcionan más como prologación motriz de la segunda que como base rítmica de esta tercera parte.

Holmes & Watson

Ahora bien, el problema de Holmes & Watson no son las cartas que pone en juego, sino cómo las juega. Expliquemonos: hay un problema central en el film que gira entorno a sus ideas de montaje, ya que los gags físicos no son aprovechados por la cantidad innecesaria de cortes que hay en el interior de estos. Ese problema baziniano con el tiempo real en el interior de los planos hace que Ethan Coen desaproveche la gestualidad de Ferrell y Reilly dándole escasa continuidad a momentos en donde lo principal debería haber sido lo corporal, el rasgo físico de la actuación y no el ritmo externo entre los planos.

Pokemon: Detective Pikachu

De alguna manera, una película de Pokémon era inevitable en esta era que es por un lado adicta a su propio pasado pero también ajena a las ideas singulares, en la que todo es una adaptación, una remake, una secuela, un reboot. Y ni siquiera una película de Pokémon que adapta el esquema de los juegos clásicos directamente, sino un juego lateral, un spinoff, agregando el gesto anacrónico y canchero de un Pikachu que habla con la voz de Ryan Reynolds.

WP Feedback

Dive straight into the feedback!
Login below and you can start commenting using your own user instantly

Ir arriba