Día: 7 de junio de 2019

Black Mirror – Temporada 5

Si algo le viene pasando a Black Mirror, al menos desde hace un buen par de temporadas, es que se ha olvidado casi completamente de los personajes en función de los giros ingeniosos relacionados a dispositivos tecnológicos incidiendo sobre la vida cotidiana. Quizás por eso en esta última temporada -breve, escasa- la decisión fue clara: dejar la centralidad de los dispositivos tecnológicos y su relación con las personas para, de manera mas específica, focalizarse en los personajes y sus padecimientos. El asunto es si ese cambio salió bien o por lo pronto si fue una decisión sustentable.

Long Weekend (Colin Eggleston, 1978)

Sostenida sobre recursos elementales del terror clase B (fuera de campo, sonido extrañado y ambigüo, revelación de pistas equívocas, concentración dramática en tiempo y espacio, uso distante de las elipsis), Long Weekend supo convertirse en un pequeño clásico en su época pero con los años cayó en el olvido. Recuperada recientemente, tras una remasterización, algún héroe anónimo la subió a la red de forma pública. Aprovechen y véanla.

Jean Rouch, el otro (III)

Uno de nuestros redactores mas interesados en el cine como encuentro de culturas se tomó mucho tiempo de su vida cinéfila para pensar en autores que ponen ese encuentro en tensión. Uno de ellos es, ni más ni menos, que Jean Rouch. Como desde hace buen rato teníamos ganas de publicar una serie de notas sobre algunas de sus películas les traemos una serie de textos de Fernando. Este es el tercero, sobre Los amor locos y Mammy Water. No se pierdan ni esta, ni la primera, ni la segunda ni las siguientes salidas.

Wine Country

La premisa de Wine Country, el debut de la actriz Amy Poehler como directora, es parecida a la de Payne, si, pero completamente diferente en cuanto a resultados. Acá también hay un grupo de mujeres que bordean los 50 años –son 6 en este caso- quienes, con la excusa del cumpleaños de una de ellas, empiezan a recorrer bodegas con la intención de emborracharse y pasarlo bien. A diferencia del film de Payne, a Poehler y sus criaturas, poco les interesa la bebida en sí misma. Tampoco la metáfora del vino se sostiene ni la lectura sobre la sociedad estadounidense y sus dobleces e hipocresía.

WP Feedback

Dive straight into the feedback!
Login below and you can start commenting using your own user instantly

Ir arriba