Día: 11 de enero de 2020

Reporte desde Corea del Sur (I): The Early rain

Nuestro querido Marcos Rodriguez no se fue a ningún lado. Y sin embargo viajó. Embarcado en saber algo más sobre el cine coreano se dispuso a bucear en el material restaurado por la Korean Film Archive. Al mismo tiempo algo de lo que vio le recordó a la extraordinaria Parasite, de inminente estreno. Aquí va entonces la primera de varias notas de este reporte por tierras orientales.

Drácula

Uno debería preguntarse qué carajos acaba de ver. No porque estemos ante algo tan radicalmente nuevo ni ante algo tan radicalmente raro ni ante algo tan radicalmente malo. El punto es que estamos ante un Zelig audiovisual. Porque Dracula, la serie, hace eso que alguna vez supo hacer el personaje encarnado por Woody Allen en esa obra maestra de 1983: muta para que no se note su presencia. Pero al mismo tiempo necesita dejar en claro el gesto. Porque si algo hace de esta miniserie breve (aunque sus tres episodios de 90′ buen podrían durar menos, porque se sienten como si fueran de 180) una serie contemporánea es esa necesidad por quedar bien con todas y cada una de las agendas disponibles: mirar al mito pasado, deconstruirlo y criticarlo desde el presente, satirizarlo con cinismo, pedir disculpas apelando a un romanticismo que emparente a la serie con las versiones mas condensadas del mito.

El acoso

A partir de la última oleada del feminismo, el de la cuarta ola -que entre otras cosas ha permitido una mayor disposición a expresarse por parte de las mujeres- cada vez es más frecuente en los consultorios psicoanalíticos que a partir de escuchar las denuncias de otras mujeres, muchas pacientes comiencen a recordar, registrar y narrar situaciones de abuso vividas en la infancia que habían reprimido. No obstante poder tomar la palabra, convocar la expresión de estos acontecimientos, suele estar acompañado frecuentemente de sentimientos de vergüenza y culpa. Esto no hace más que dar cuenta de la dificultad para hablar del tema al día de hoy, aún con cierto marco de mayor apertura por parte de la sociedad. Es este silencio -y la conflictividad de relatar episodios de violencia de género- una de las claves de la película El acoso, película de la realizadora israelí Michal Aviad, que cuenta con una trayectoria como documentalista pero que en este caso se lanza de lleno a la ficción.

WP Feedback

Dive straight into the feedback!
Login below and you can start commenting using your own user instantly

Ir arriba