Día: 20 de noviembre de 2020

Mama Mama Mama Still 3 1024X540 1

Mar del Plata 2020 – Diario de festival : Mamá Mamá Mamá, Nosotros nunca moriremos, Las motitos

La película de Berruezo es un buen ejemplo de cómo el drama, puede narrarse sin patetismos ni bajadas de linea directas, al incorporar elementos propios de otros géneros. Bella y sutil en su propuesta, Mamá, Mamá, Mamá da cuenta de que aunque crezcamos, de tanto en tanto, siempre necesitamos una madre como hogar al cual volver.

Wfoq0Cz

This is 40: cuarenta años del coming of age

Karstulovich sobre los problemas, limitaciones y la evolución posible de eso que conocemos como el cine Coming of age. El resultado terminó en polémica, entre viejos chotos que no asumen la edad, melancólicos para los que todo tiempo pasado fue mejor y refutaciones sobre un género a que muchas veces nombramos pero sobre el que no hay límites muy precisos. Escuchen este podcast explosivo. Y anótese en el curso que comienza en breve.

Thedarkandthewicked Scaled

#Polémica: The Dark and the Wicked

Desde su debut con The Strangers hace ya doce años, el guionista, productor y director Bryan Bertino ha ido construyendo una pequeña pero potente filmografía dentro de los códigos del cine de terror. Su sensibilidad está, sin embargo, en una encrucijada con respecto a las dos tendencias más reconocibles en la actualidad del género. Por un lado, tiene el pulso de un realizador cercano al cine masivo que produce Blumhouse; por el otro, su cuidado estético y su tendencia pesimista lo emparentan con el cine de terror de A24. La productora detrás de The Dark and the Wicked es Unbroken Pictures, que también estuvo detrás de la primera película de Oz Perkins -otro realizador que no parece ajustarse a ninguno de estos parámetros-.

Angelica 1280X720 1

Angélica

El segundo largometraje de Delfina Castagnino es y no es a la vez, como buena parte de las experiencias que el cine argentino independiente propone como visita a los géneros. Si, acaso a primer avista esté más cerca de una película de terror. O por lo menos a una película de terror psicológico, de encierro. Es una película en la que -nuevamente, como otro loop generacional en el indie argentino- la crisis de la mediana edad parece representada como un disco rayado, un lugar al que se vuelve constantemente. Ahí aparece otro género (o los aires de), el melodrama (miren sino el afiche de prensa, que da cuenta de esa pertenencia). Angélica , por lo tanto, describe un momento intersticial en donde el melodrama se convierte en horror: cuando lo inalcanzable, el amor imposible, comienza a ser representado como un lugar en el que el personaje se encierra, no solo volviendo, sino quedándose como, justamente, un disco rayado. En ese disco rayado resuenan los ecos de Fassbinder, de Siro pero también de Polanski. Son discos lejanos, voces a la distancia

Ir arriba