Día: 9 de diciembre de 2020

Oldboy Korean Cinema Extreme

Recuerdos del futuro: El porvenir del cine es coreano?

A modo de presentación del inminente curso gratuito en el marco de la Comunidad Cinefila Perro Blanco se juntaron a hablar Marcos Rodriguez & Federico Karstulovich. En esta ocasión fue para hablar sobre el futuro y el pasado del despliegue del cine coreano. El resultado no propone hacer futrología, pero si reconocer que lo que puede pasar quizás ya había pasado antes y no lo habíamos notado. Escuchen este podcast preciso. Y anótese en el curso que comienza en breve.

Captura De Pantalla 2020 12 06 A Las 06.04.04 P. M.

#PostMarDelPlata2020: Las ranas

No es nuevo: el cine de Edgardo Castro es un cine de cuerpos. Casi no existe otra cosa que no sea el cuerpo. Pero también es un cine de inversiones. En el cine del director lo íntimo puede ser ajeno, lo escatológico puede ser un ejercicio de cuidado, el espacio público puede ser un hogar. En ese orden de inversiones lo que sucede con Las Ranas acaso no sea distinto, pero al mismo tiempo lo es: Edgardo Castro deja de ser el centro de su propio cine y se relega a sí mismo para poder acceder a los demás.

6Mpnokrnmfdbzpqe2I3W3Evcpu

Vicenta

Vicenta se ajusta a las convenciones del documental que apunta a visibilizar la realidad en lo que hace a la intromisión excesiva de la justicia en la intimidad de las menores de edad y su familia, re-victimizándolas con el manoseo de sus dilaciones y devaneos, forzándolas a una maternidad no deseada. Lo interesante es que Doria no elige al camino del clásico documental cuasi periodístico y distanciado construido a partir del montaje de archivos y entrevistas, sino que opta por cierta matriz ficcional que permita al espectador acompañar el derrotero de Vicenta y su hija, pero que a la vez evite su exposición excesiva e innecesaria, cuidándolas, como el Estado no lo hizo. De ahí que resulte acertado el recurso a la animación con muñecos de plastilina para encarnarlas.

Nosotrosnuncamoriremos 1 1

Nosotros nunca moriremos

Nosotros nunca moriremos toma como temática la pérdida abrupta de un ser querido. Como acontecimiento, la muerte nos enfrenta ante el vacío que no tiene palabras. Qué hacer con el agujero que deja esa pérdida, vuelve a ser nuevamente aquí la cuestión. Una respuesta es inventar una ficción como manera de lidiar con la ausencia. En esta dirección de cosas, Crespo opta por un realismo minimalista al que incorpora pequeños destellos del fantástico.

Ir arriba