Día: 10 de noviembre de 2021

B6S5Fia4Rvcojgaorubozt6O44

La casa de los conejos

Cuando terminé de ver La casa de los conejos , amén del arome a cine argentino de los 80, me imaginé a una película peleando contra si misma. En ese mismo momento se me hizo inevitable pensar en cosas como Infancia Clandestina, película que también supo caer en esta misma clase de problemas, pero acaso con mayor capacidad narrativa (pese a sus tremendas y maléficas decisiones). Pero la pelea interna de LCDLC es incluso más descarnada. Lo es porque ahí donde el film de Benjamín Ávila pegaba por el costado más bajo y doloroso, que es el de la empatía, el de Valeria Selinger (que se basa en el libro de Laura Alcoba para referir a una historia que también tiene mucho de autobiográfico) es distinto, porque se hace muy dificil sino casi imposible empatizar

Image W1280 2

Adelantos de libros: La dama de las colonias. El cine de Claire Denis (II)

Para Claire Denis filmar es siempre acercarse a un filo: un cuerpo, un rincón, un roce. La cámara se mueve siempre al acecho, buscando, como si hacer cine pero también mirar (son lo mismo) entrañaran un peligro, el miedo irreductible a ser descubierto y obliterado. Junto con Bella tarea o Bastardos, El intruso es una de las películas de la directora en las que ese peligro pertenece además al orden de la ficción. Como Kathryn Bigelow, Denis tiene un ojo especialmente atento para retratar asesinos, tipos que huelen a tigre, letales, monstruos perfectamente adaptados a su entorno.

Mg 0648 1024X683 1

Ilse Fuskova

Lohana Berkins. Carlos Jáuregui. Ilse Fuskova. Todos y cada uno de esos nombres esconden personas detrás. Usualmente configurados como mitos (en la lucha política por los derechos de las personas trans, de los gays y de las lesbianas, respectivamente), como héroes civiles de una lucha infinita, el modo en el que han sido documentada su lucha no siempre les ha hecho justicia. Quizás esto se deba a la tensión entre la vida personal e individual y la necesidad de convertir a esas vidas en ejemplos sociales de los colectivos cuyos derechos han sido vulnerados.

Thehardertheyfalljpeg 1632845065

Más dura será la caída

Ese momento en que se termina de ver una película y se siente como un disfrute de emociones donde todo encaja: nada sobra, nada falta. ¿Obra maestra? Con lo fácil que es ahora catalogar así a cualquier película que rema en el sentido -o se hace a la medida- de las corrientes reivindicativas. No, no se trata de eso. Tiene que ver con calzar a la medida de lo que se puede y quiere ofrecer, dándolo todo y asumiendo riesgos. Eso es The Harder They Fall.

Ir arriba