Godzilla Y Kong: El Nuevo Imperio
|

Godzilla y Kong: El Nuevo Imperio

Si el cine catástrofe supo ser lo que fue en sus mejores exponentes se debe, fundamentalmente, a la capacidad explícita de pensar a los acontecimientos grandes como excusas para hablar de lo pequeño. En ese orden y dirección, la poética del cine catàstrofe siempre debió haber sido leída con esa mirada estrábica en donde lo grande es apuntado por un ojo, el ojo del imaginario del desastre del medio y lo pequeño debía ser apuntado por otro ojo, el del imaginario de la construcción individual-de pares-comunitaria, es decir, con el ojo del film de cámara en donde la destrucción masiva supone la posible construcción de lo íntimo.

Descansar En Paz 
|

Descansar en paz 

El cine de Sebastian Borestein no puede sobrevivir sin dos cosas, dos aspectos visibles: por un lado la relación de sus películas con los acontecimientos de la vida real y por otro el modo de abordarlos, habitualmente cargados de un trazo grueso sostenido sobre los estereotipos. No se trata de rasgos, al menos a primera vista, negativos. Al menos no en tanto y cuando el trazo grueso y los estereotipos no se conviertan en un modo realista de abordar los acontecimientos reales que, como dije, marcan una decidida persistencia en su cine.

Fin del Contenido

Fin del Contenido