Author: Gabriel Santiago Suede

Black Mirror – Temporada 5

Si algo le viene pasando a Black Mirror, al menos desde hace un buen par de temporadas, es que se ha olvidado casi completamente de los personajes en función de los giros ingeniosos relacionados a dispositivos tecnológicos incidiendo sobre la vida cotidiana. Quizás por eso en esta última temporada -breve, escasa- la decisión fue clara: dejar la centralidad de los dispositivos tecnológicos y su relación con las personas para, de manera mas específica, focalizarse en los personajes y sus padecimientos. El asunto es si ese cambio salió bien o por lo pronto si fue una decisión sustentable.

Read More

John Wick 3: Parabellum

No: John Wick 3 está lejos de ser una coreografía. Tiene, en todo caso, grandes momentos como las confrontaciones del principio (matando gente con caballos, libros o lo que venga a la mano: el amigo Wick es un trabajador de la muerte y es un creativo), que funcionan más como prologación motriz de la segunda que como base rítmica de esta tercera parte.

Read More

Mirai: Mi pequeña hermana

En el cine de Hosoda lo que importa es cómo ese mundo cotidiano se puede convertir en aventura. Cómo la convivencia con los padres bajo un techo limitado o cómo las limitaciones laborales pueden afectar la vida cotidiana de las familias. No hay, en su cine, una suspensión de la incredulidad, sino una reformulación de lo cotidiano. Por eso su cine es pletórico en detalles aparentemente banales, pero que funcionan como indicios de lo que está por venir.

Read More

Extremely Wicked, Shockingly Evil and Vile

Si se hiciera un concurso acerca de los títulos más engañosos, traidores, mentirosos de la historia del cine, la película de Berlinger perfectamente podría formar parte del podio de honor. Y es que Extremely Wicked, Shockingly Evil and Vile (adjetivos calificativos que supo recibir el asesino condenado Ted Bundy, protagonista pleno de este largometraje) es cualquier cosa menos eso. O mejor dicho: muestra cualquier cosa menos esos adjetivos hechos carne audiovisual.

Read More

4 x 4

En 4×4 la distancia ya no es estilística, y el realismo del mainstream argento y su representación estandarizada de las clases socioeconómicas es una moneda que reconocemos porque la hemos tocado una y mil veces. Esa distancia ya no opera, por lo que uno de los rasgos de identidad de autor se pierden. A cambio de eso el rasgo restante debe magnificarse. Por eso con la quita de la distancia, lo que opera es una afección moralista, de aquellas que aleccionan desde la empatía. Pero no, no confundamos: perder la distancia no se transforma exactamente en empatía en el caso de esta película.

Read More

Tweets recientes

¡No te pierdas de nada!

Unite a la comunidad de Perro Blanco y recibí todas las novedades en tu correo.

¡Ya estás registrado! Chequea tu correo.