Cannes 2024 – Diario de festival: Kind of kindness, Ernest Cole lost and found, Le deuxiemme acte, Limonov, The Girl with a Needle

Por Pedro Gomes Reis

Lo de Kind of Kindness es cine viejo, más viejo que el epater le bourgeois de Pobres Criaturas es posible. Incluso aunque parezca moderno. O más moderno (“Qué moderno, cheee”, diría China Zorrilla…y a esa frase, como diría Borges, hay que escucharla, pero con esa voz). Como si fuera un director indie de los 90 mezclado con las dispersiones corales del último Kieslowski, Lanthimos clava un intento de crueldad en el orden de lo cómico (un plato), pero no le sale. O le sale, como decía Quintín sobre Greenaway, como el reverendo culo, porque el humor negro, como siempre en la obra de este vendehumo, no funciona. Porque Lanthimos no es Haneke ni su cámara es un bisturí ni sus ideas son particularmente estimulantes, incluso aunque parezcan curiosas (¿será por eso que Emma Stone le coproduce estos batracios indigestos de los que se va a arrepentir cuando su carrera se vaya a pique y la recordemos por cosas como Supebad?). Lo que queda es una suma de arbitrariedades (que siempre estuvieron en la obra del griego, tampoco nos vayamos a hacer los estúpidos), un poco de cogidas por aquí y por allá y la amarga consolidación autoral de la pavada innane.

Ernest Cole lost and found, película dirigida por Raoul Peck, se concentra en la historia de un fotografo (que da el nombre a la película), acaso aquel que picó en punta mostrando los horrores del Aparteheid en Sudáfrica, pero que por obvios motivos debió exiliarse. El documental cuenta la historia de ese exilio fascinante y doloroso (salvando las distancias recuerda a la ambivalente relación con la propia tierra de Reinaldo Arenas), pero en particular de cómo, 26 años después de su muerte, su familia encuentra los negativos de su obra sudafricana así como en el exilio americano, en el que también había retratado la segregación. Y si bien a primera vista podemos pensar que estamos ante un documental de “descubrimiento de persona”, que es algo que los festivales suelen destacar, aquí se trata de otro asunto: la historia de Ernest Cole reverbera dolorsamente en las experiencias compartidas de cualquier exiliado político, que ha escondido su pasado y ha tenido que negarse a sí mismo. Cuando la película termina nos quedamos ya no con la sensación de haber visto algo nuevo, sino de retornar a un lugar incómodo que es mucho más universal de lo que podemos imaginar.

Quentin Dupieux se convirtió, ya desde hace más de una década, en una máquina de hacer películas inclasificables, raras, como encendidas, pero el hombre ya es bastante mas que una curiosidad. Le Deuxième acte es una suerte de nuevo eslabón en la tradición de la comedia francesa, aquí su director juega el juego que mejor sabe jugar, que es el de los experimentos barroco-absurdos, en donde la puesta en escena de algo es apenas el punto de entrada a duplicaciones, reversibilidades varias en donde actores que conocemos ocupan roles de si mismos y no a la vez. Simulación de simulaciones, Dupieux incorpora a Calderón de la Barca, para hacer todo mucho más ominoso de lo que creemos, pero disfrazando toda la operación que acabamos de ver de un real que es incomprobable, como si encima de todo al director le hubiera dado una revelación kiarostámica. Cuando terminamos el viaje nos empezamos a preguntar si no estamos ante un nuevo Kitano y no nos dimos cuenta. La libertad es extrema. Que viva el cine.

La historia fascinante de Limonov, que nada tiene que envidiarle a los falsarios de Welles encuentra en este entuerto una suerte de aplanadora letal, que unifica y empobrece todos los contrastes, achaques y agachadas de este personaje mutante y fascinante, vividor de mil vidas a la vez. Serébrennikov, el director, es consciente de la figura, ciertamente. Por eso despliega una puesta en escena virtuosa. Pero la curiosidad de Limonov es que tiene tanto de nervio, de tensión, de aventura extraterrestre (esa vida es imposible) como de especulación industrial, como si su director fuera un monstruo de dos cabezas preparado para exhibir el exceso pero al mismo tiempo incorporarlo al circuito industrial internacional. 

The girl with a needle es lo que, lo malos críticos definen como un tour de force hacia la degradación física y moral, pero en particular con una carga de solemnidad insolente que nos hace preguntarnos qué cosa estamos viendo. En este melodrama de tintes decimonónicos todo lo que vemos es producto de una degradación que pondría feliz en partes iguales a Ripstein y a Zolá. Posiblemente eso se deba a que estamos ante un escritor naturalista y un director naturalista. Bueno, The girl with a needle es un pequeño gran descenso a los infiernos, apenas tolerable por la distancia epocal. Así las cosas de trata de una pesadilla que recuerda que el cine también puede ser infierno. Sin mediar el terror. ¡Qué viva el melodrama y los anacronismos!


¿Te gustó lo que leíste? Ayudanos con un Cafecito.

Invitame un café en cafecito.app

Comparte este artículo

Otros ArtÍculos Recientes

Upload Files Drag and drop your files here or click the button to upload your files from your computer

multi file upload Drag and drop your files Max Upload: 20 MB
close image preview
 image preview
La tarea ya existe para este elemento.
Escribe tu mensaje en el hilo existente.
Aquí, te lo abrimos.
Pushed to Media Folder.
The file was added to the website's media folder, you can now use it from the there.
poweredby
hide sidebar icon
sidebar left
sidebar menu
sidebar menuThis Page
sidebar menuAll Pages
sidebar menuShow Complete Tasks
sidebar menuShow Internal Tasks
sidebar menuSort by Date
sidebar menuSort by Priority
sidebar menuSort by Status
Tasks
Pages
no task in sidebar
Add your comments
Click any part of the page to start collaborating
              Loading...
              link to inbox
              responsive box
              desktop iconDesktop
              tablate iconTablet
              mobile iconMobile
              Browse Comment
              ×
              ×
              Approve Page

              When the page is ready, click the green button to signal to the webmaster that <b>this page is approved.

              there was some error. Please try again.
              ×
              Page Approved
              Desktop Tablet Mobile
              Back to Standard View
              You Ran Out of Website Slots

              That's great!
              It means you're growing & onboarding more clients!<br>Don't let it stop you

              There was some error. Please try again.

              Enterate de todo...

              Recibí gratis todas las novedades en tu correo a través de nuestro Newsletter