Categoría: Diario cinéfilo

Adiós a Jerry Lewis (1926 – 2017)(II)

Muchas veces acercarse a la obra de un genio, especialmente uno tan prolífico como Jerry Lewis, puede ser intimidante. Me acuerdo cuando se murió Prince y me propuse tratar de escuchar y hacer un blog o algo así sobre toda su discografía de forma cronológica. Obviamente fracasé: Prince tiene 39 discos de estudio, cinco soundtracks, cuatro discos en vivo (e incontables bootlegs), varios compilados, 12 EP’s, 17 video albums, decenas de videoclips, y todo eso sin contar colaboraciones con artistas varios, desde Morris Day and the Time a Janelle Monáe. Es muy fácil quedarse con el schtick de músico excéntrico y los hits de los ‘80, y olvidarse de que Prince era un músico extraordinario, único en el mundo y en su época, con un dominio absoluto del lenguaje musical en todos sus aspectos, un artista trascendente, de un talento irrepetible, casi alienígena.

Leer Más

Adios a las armas: Tobe Hooper (1943-2017)

Bueno, Hooper es uno de esos nombres en mayúscula en la historia del terror en el cine. No solamente por lo que logró en sus primeros años sino porque contunuó intentando, porque sus fracasos fueron, en alguna medida, la contracara de un terror cada vez más especulativo, cada vez más anclado a lo fácil y/o a lo previsible del pasado. Y siendo quien fue Hooper nunca precisó invocar la paternidad de lo hecho en los 70’s. De hecho, su estilo anónimo supo amoldarse a las necesidades de un gran presupuesto o de un presupuesto más acotado sin que lo determinara estilísticamente. Por eso no deja de haber algo de injusticia cuando se recuerda a TH solamente por dos o tres títulos y no se dimensiona que el tipo no hizo otra cosa que querer reinventar parámetros de ese género que amaba pero lo hizo en un momento en el que el género no buscaba crear nuevos monstruos sino reciclar los viejos. En esa falta de cálculo, en esa ausencia de pretensiones, Hooper sobrevive a su obra. Pero la sobrevive en secreto, como quien no quiere hacer demasiado ruido, como quien se va y cierra la puerta despacito.

Leer Más

#DiarioCinéfilo: Recordando a George Romero (1940-2017)

Desde este lugar, quizás la gran transgresión que hace Romero al género de terror con su película del 68 sea un poco eso. No tanto la introducción de un terror abiertamente político, no tanto la posibilidad de ver que lo horrendo podía ubicarse no por fuera del territorio americano sino adentro del mismo, sino esta cuestión de un terror absolutamente físico, carente de todo misticismo. Y quizás ahí también es donde se encuentre el carácter más descarnadamente político del cine de Romero. Al optar por males identificables, por acciones inmorales fácilmente distinguibles, su cine se convirtió muchas veces en uno de interpelación ética donde se abandonaba cualquier tipo de relativización moral para entregarse a la acusación pura y dura a diferentes sectores de la sociedad.

Leer Más

#DiarioCinéfilo: Adiós Jeanne

A pocos meses de finalizada la guerra ya con 16 años ocurre un hecho que le cambia la vida para siempre, asiste a una puesta de Antigona en el Teatro de L’atelier en Paris y rápidamente se identifica con esa hija de Edipo que es condenada a morir por desobedecer al rey. Esa irredencia será a partir de entonces un signo de su personalidad y una marca a la hora de elegir los papeles a interpretar.

Leer Más
Cargando

Tweets recientes