Categoría: Diario cinéfilo

#Diario cinéfilo – Ciclo de cine de terror: Martes 13

Segundo día en el pequeño ciclo de clásicos contemporáneos del cine de terror para nuestro cronista. A diferencia del primero (que pueden leer acá), parece que el resultado no fue tan bueno. O quizás si, porque el slasher tiene ese no se qué, y de repente de un momento para otro te encontrás disfrutando de una masacre. Por lo visto a nuestro enviado le gustan las emociones fuertes y nos cuenta un poco de ese placer que significa ver como los muertos se agolpan a puro gesto bestial. Y entonces lo que en un principio parecía decepcionante termina teniendo algo de fiesta. Métense, lean y disfruten.

Leer Más

#Diario cinéfilo – Ciclo de cine de terror: Drácula

Drácula es ante todo una película que parece apoyarse sobre toda una tradición del cine vampírico pero teniendo en cuenta las libertades que puede tener un director en plena década del 90. Es decir, si en 1929 la Drácula con Bela Lugosi tenía que reemplazar a ratas por lauchas y omitir mostrar los obviamente fálicos colmillos del monstruo, Coppola pone bichos asquerosos por todos lados y la sexualidad anteriormente oculta explota acá de las maneras más gráficas posibles.

Leer Más

#DiarioCinéfilo: El cine de James Gray (parte 3)

Se cumplen 10 años del estreno de una de las películas más emblemáticas de la década pasada. Su título es un verdadero homenaje –que se cristaliza en la película- al cine B de la década del 40 y el 50 (Raoul Walsh (They drive by night, 1940), Nicholas Ray (They live by night, 1948), y el Joseph H.Lewis de Gun Crazy (1950) y The Big Combo (1955)). Pero los homenajes no terminan allí, hay también mucho del cine setentista de Frienkin, Lumet, Siegel y esencialmente el Scorsese de Calles Salvajes.

Leer Más

La pantalla de los vasos desbordados

Nada más lejos del decoro que andar de un lado para el otro con el nivel de alcohol en sangre mucho más alto del permitido, replicando aquello que el cine y la televisión han puesto en sus pantallas una y otra vez: la imagen del borracho caminando zigzagueante, vociferando las razones por las cuales su corazón fue destrozado o sus negocios se hundieron, en algún bar de mala fama o en algún callejón desahuciado de luz agonizante.

Leer Más

Un retorno al cine de Peter Weir

El misterio de las rocas de Picnic en las Rocas Colgantes se vuelve meramente una curiosidad local para la atracción turística; los relatos mitológicos y las leyendas tanto de la cultura aborigen de Australia en La Última Ola como de las más antiguas de Indonesia en El Año que Vivimos en Peligro son objeto de desdén o de burla por parte de la mayor parte de la gente blanca “civilizada” de las dos películas; los poemas que le dan a leer a los alumnos en  La Sociedad de los Poetas Muertos son ridículamente simplificados en parámetros pseudomatemáticos; y la épica de liberación de Truman en The Truman Show es percibida por la mayoría de los televidentes como un mero entretenimiento televisivo más.

Leer Más
Cargando

Tweets recientes