Categoría: Cine Argentino

Una vasta producción anual nos obliga a dedicarle un apartado especial al cine argentino, a veces no demasiado afortunado en su visibilidad a la hora de la distribución y exhibición. Intentemos reparar algo de eso.

Los globos

La película que escribió, dirigió y actuó Mariano González va el hueso con seguridad e inteligencia, pero sin estridencia ni subrayado. Las imágenes se suceden en el descubrimiento del ejercicio de un oficio manual, tangible, anacrónico como es la elaboración de los globos con la que se inicia la narración. Las escenas de rudo entrenamiento abren paso a un universo masculino en el que la explicación psicologista no encuentra lugar.

Leer Más

Mamá se fue de viaje

Desde hace rato que el cine argentino carece de industria cinematográfica. Al menos una en serio, una que no sea un feudo de cuida coches. Porque para ser lo primero debe ser consecuente con un estado del lenguaje. Ese milagro supo suceder en algún momento entre la década del 40 y la década del 60. Pero ya no existe más. Los neoentusiastas hablan de una nueva edad dorada para el cine argentino, que habría comenzado con la emergencia de los primeros y segundos largometrajes de los directores de la generación del Nuevo Cine Argentino. El inicio tendría su fecha de nacimiento entre 1998 y 2002 aproximadamente, con un pico de prestigio entre 2005 y 2008 y un pico de producción ascendente entre 2010 y 2015 que supo promediar los 130-150 largometrajes anuales.

Leer Más

Raídos

Lo que la película en definitiva instala es esa sensación, pegajosa y molesta como el verano tropical, que produce ser testigos de la repetición de la historia, de un tiempo que gira en círculos y se empecina en mostrar solo su lado B, ese costado silenciado y tenaz en el que las nuevas generaciones no hacen más que repetir fatídicamente el camino seguido por las anteriores.

Leer Más

Las calles

Este elemento de registro real se cruza con una trama que remite a la construcción cívica de una sociedad. La cámara registra a los vecinos hablando sobre sus vidas (personas que, como dice el personaje de Bianco, no nacieron necesariamente ahí, pero hacen a la vida del lugar) no por simple placer antropológico (aunque algo de eso habrá) sino también porque el gesto de los chicos de salir a recuperar el pasado de quienes hacen al pueblo tiene que ver con una toma de conciencia, que es la base para la construcción de una identidad. Darle nombre a las calles no es (solo) el resultado de un simple crecimiento demográfico: identificar y reconocer el pasado de esas calles construye ese pueblo como algo más que un amontonamiento de viviendas

Leer Más

#Polémica – El candidato (a favor)

Quién, después de ver algún spot vacío lleno de marketing y de contenido nulo que han invadido hoy día el ámbito de la política, no intentó hacer el ejercicio de imaginarse qué hay tras eso. Quién no intentó de algún modo pensar en qué estarían pensando los que lo diseñaron, en cuál es su verdadero propósito

Leer Más
Cargando

Tweets recientes