Categoría: Dossiers

#DossierBélico (Epílogo): El cine bélico hoy

Si a mi me lo preguntás yo creo que el cine bélico puro no solo no existe sino que es una pieza de museo. La pregunta que me hago (y esto creo que podría hacerse extensible a otros tantos géneros canónicos del clasicismo) es si vale la pena seguir preguntándose por esas piezas de museo como tales sin caer en la sensación de ejercicios de estilo o reconstrucciones de época impersonales. No obstante creo que siempre hay anomalías: las películas de Bigelow (Vivir al límite y La noche más oscura) a su vez como ciertos momentos o tensiones dentro de las películas de Bourne, las Misión: Imposible y bastante menos en la saga Bond de los últimos 10 años son ejemplos de que el cine bélico puede tomarse a si mismo como objetivo de estudio no para auto parodiarse sino para reconocer sus problemas.

Leer Más

#DossierBélico (26): Hasta el último hombre

Hasta el último hombre es una película al mismo tiempo mística y física, religiosa y profundamente realista. Desde este lugar, el realismo crudo de las batallas sangrientas tiene su razón de ser: a Gibson le interesa mostrar la brutalidad de la batalla porque mientras más brutal es, más ambiguo se trata el propio personaje. Doss, el santo pacifista, termina siendo también el Doss de la inspiración bélica, el Doss que ayuda a que soldados puedan seguir tomando armas y disparando tiros; el Doss que participa de una de las batallas más sangrientas de todos los tiempos en la que cada persona salvada representa al mismo tiempo una persona muerta y herida. La fisicidad y el realismo llega a tal punto que no por nada Gibson no le da a Doss ningún deux ex machina milagroso, lo que le pasa es todo lo esperable que pueda pasarle en una batalla y que quede vivo parece más un hecho de azar puro que una intervención divina.

Leer Más

#DossierBélico (25): El francotirador

Yo tengo una teoría incomprobable: No existe nada más noble en el mundo que el amor entre dos hombres. El amor verdadero entre dos hombres (aquel no consumado sexualmente) es el más puro y más real de todos los amores. Nada tiene que ver con el amor entre dos amigas mujeres, muchas veces contaminado (aunque sea de manera inconsciente) por sentimientos de raigambre arqueológica, si se quiere, como celos, envidia, competencia, exigencia. El amor entre dos hombres es el amor que todo lo puede, el amor de la camaradería, de la palmada en la espalda, de la escatología y la grosería como lenguaje común.

Leer Más

#DossierBélico (24): Munich & el cine de espías

Munich (y en alguna medida también Puente de espías, pero la dejaremos de lado) asume críticamente uno de los fundamentos del espionaje: la idea de la guerra infinita, inacabable como fundamento de la seguridad nacional. En ese sentido el cine de espionaje pone de relieve tibiamente algo que la película de Spielberg plantea con taxativa transparencia: incluso cuando hay silencio y un aparente cese de hostilidades hay mecanismos institucionales estatales (servicios de inteligencia nacionales) que funcionan desde la ilegalidad propia de los órganos paraestatales.

Leer Más

#DossierBélico (23): Samarra

Samarra vendría a representar una especie de The last picture show (Peter Bogdanovich, 1971) del cine bélico, la película final y definitiva de un género que tiene méritos cinemáticos y plásticos apasionantes, en virtud de su potencia visual y su retrato del hombre al filo de situaciones límite, pero cuyas motivaciones revelan el lado mas salvaje y crudo de los hombres.  Es verdad que el cine no tiene por qué a esconder las miserias humanas pero no puede ENALTECER  aquello que lo degrada, un aparato de propaganda que solo sirve para domesticarlo y deshumanizarlo. El cine es una estética, pero también una ética que no le debe ir en saga.

Leer Más
Cargando

Tweets recientes