Categoría: Volver al Futuro

Podemos pedirle a Emmet Brown y a Marty McFly que nos lleve algunos meses atrás para decir lo que no dijimos oportunamente sobre algunas películas en su momento de estreno. Si son esa clase de personas que llegan tarde, bienvenidos, nosotros también procrastinamos.

Viene de noche

La incertidumbre de no saber es el mayor terror de todos. Por eso en Viene de noche esa incertidumbre tiene máscara de fuera de campo. Por eso su juego es el de la ambigüedad y la indefinición. Por eso su terror es fuerte en la duda y se debilita cuando postula visiones acabadas sobre el mundo convulsionado que nos muestra (esto quiere decir que funciona mejor cuando es sobrenatural y abstracta y no cuando opta por su costado en circunstancias extraordinarias hacemos cosas horribles con otros humanos).

Leer Más

En presencia del diablo

En presencia del diablo (EPDD de aquí en más) es definitivamente otra película para sumar al listado de films sobresalientes de Corea del Sur. Sostenida sobre los cambios de registro que van del thriller sobrenatural a ciertos momentos de comedia oscura, logra sostener la mezcla de genéros a lo largo de su extensa duración (dos horas y media). Ahí donde muchos thrillers coreanos se limitan a un setting más bien urbano EPDD aprovecha su locación principal, el pueblo montañoso Gokson, como un personaje más. Gran parte de la sensación constante de misterio en la película se debe a lo meticuloso del modo de configurar la aproximación a la hora de filmar el pueblito, con un modo casi extrañado.

Leer Más

Silencio y el cine de Martin Scorsese

Desde este lugar, Scorsese se maneja en un lugar en el que la fe no es algo que debe manifestarse contra el devenir de un mundo cada vez más laico, sino que tiene que parecernos lógico incluso en un mundo de una violencia tan extrema que es imposible pensar la presencia de cualquier dios que organice cosmos algunos. La estrategia de Scorsese es hacer una exploración de la fe desde un lugar puramente subjetivo, con todos los absurdos pero también con todos los fascinantes misterios que esto puede producir.

Leer Más

Resident Evil: Capítulo final

De forma similar a Rápido y Furioso, que le encontró el groove a la serie a partir de la quinta peli, Resident Evil llegó a su punto más alto en las últimas secuelas, Afterlife y Retribution, que llevaban todos los tropes de la serie al paroxismo. Clones, geometrías 3D, guiones enrevesados llenos de flashbacks y melodrama, referencias a Alicia en el País de las Maravillas (Milla Jovovich hace de Alice, un personaje original que no está en ninguno de los videojuegos originales y que con sus acrobacias y poderes mutantes acerca la franquicia más a Matrix que a una de George Romero).

Leer Más

La morgue

La ingeniería que ostenta nuestro film en cuestión comprende de todas estas tensiones pero se pregunta: cómo podríamos volver a contar la historia de persecuciones y de irracionalidad en un pleno contexto racional (y políticamente correcto con el avance de la fuerza el hombre sobre el cuerpo de la mujer) como el del siglo XXI? El subterfugio que la película encuentra es tenebroso y espectacularmente lúcido: la excusa es el análisis forense, en el que se junta la condición racional que se inscribe fríamente sobre el cuerpo, contrapuesto al gesto sádico de la mutilación asesina de un cuerpo humano frente al cual no hay empatía alguna. La gran idea que trasunta la película resuena a Brecht por otros medios: “hay tanta crueldad en diseccionar un cuerpo como en acabar con su vida”

Leer Más
Cargando

Tweets recientes