Categoría: Lost & Found

¿Películas sueltas? ¿Películas liberadas en la web? ¿Películas subidas a servidores gratuitos? Si está perdido intentaremos encontrarlo y subirlo a esta sección. Rarezas para algunos y no tanto para otros, la idea es que nos encontremos con cortos, medios y largometrajes que valga la pena ver en las condiciones en las que esté. Cinefilia todoterreno.

Utamaro y sus cinco mujeres (Kenji Mizoguchi, 1946)

Tal vez Kenji Mizoguchi sea el único director japonés capaz de comprender cabalmente el significado sacrificial de la mujer, su impronta avasalladora y su papel axial, en una cultura que aún oculta resabios de su filmografía, y comprender cegadoramente la sensación de felicidad y la noción libertaria, de lo que sea y de quienes sean, como caprichosos y fugaces instantes merodeando en los recovecos de una memoria disparada siempre hacia el pasado de un eterno retorno. Y si hay algo característico en todo este develamiento cultural llevado a la pantalla por medio de historias inventadas o adaptadas del teatro kabuki y novelas tortuosas y románticas de los siglos XIV o XV o XVI -cualquier siglo anterior en el que vivió Mizoguchi- es la total ausencia de prédicas o sermones o diatribas por sobre las imágenes. Y son justamente estas, con sus travellings tanto en interiores como en exteriores, y la ausencia total de primeros planos, las que nos sitúan en la era feudal Tokugawa, a fines de siglo XVIII, donde, como siempre en Mizoguchi, el tema pasa por el rigor (casi) inflexible de las costumbres de esta época -y en este caso por las restricciones tanto económicas como societarias para con los artistas- aunque el relato pivotee en torno a las relaciones amorosas entre hombres y mujeres donde, como siempre también en Mizoguchi, estas últimas sean las verdaderas protagonistas de la historia, de cualquier historia.

Leer Más

Ebrio de mujeres y pintura (Im Kwon-taek, 2002)

Ver Ebrio de pinturas y mujeres es, sencillamente, abrumador. No es mucho más lo que puede decirse acerca de un film que conjuga, magistralmente, la historia individual del famoso pintor coreano Jang Seung Up, con esa parte de la historia de su país que le tocó atravesar. Es en la estela de ese ”no mucho más” donde se ubica cada escena del film, dando cuenta de la subjetividad de un artista atrapado en los vaivenes políticos de su país. Y es también aquí donde en cada secuencia Jang, o los personajes que giran a su alrededor, que lo acompañan en su travesía, siempre está(n) en el centro del plano.

Leer Más

La tumba de las luciérnagas (Isao Takahata, 1988)

Hay un punto en el que Junger, Spielberg, Truffaut y las películas del estudio Ghibli se intersectan, aunque uds no lo crean. Cada uno de ellos tiene una posición tomada sobre el mundo, el dolor y la experiencia como factores necesarios. Cada uno de ellos entiende que sin dolor no hay experiencia, no hay crecimiento y por ende no hay mundo. Cada uno de ellos entiende que el modo de transitarlo no es anestesiándose de los golpes sino asumiéndolos, intentando convivir con ellos (que no es lo mismo que naturalizarlos). En esta dirección posiblemente no encuentren película más desoladora, triste, desarmante y provocadora de congoja como la opera prima de Isao Takahata. Y eso se debe, principalmente, a que estamos ante una de esas películas indispensables. No, no lloramos por los golpes bajos (no los tiene), sino porque con elegancia la película nos pone de frente contra el dolor. Contra la anestesia de un mundo sin duelos, sin fracasos, sin pérdidas, sin experiencia, en definitiva, la película de Takahata hace lo que es necesario: recordarnos que la experiencia de mundo cuesta, duele y a veces incluso cuesta la vida misma.

Leer Más

El desvío (Edgar Ulmer, 1945)

El segundo Lost & found del mes nos lleva al cine clase B rabioso. Más puntualmente al policial negro (en su variante conocida como cine criminal). Si hay un artesano que ha sabido aprovechar todas y cada una de las posibilidades de la limitación de recursos, pero no ha sido reconocido como es debido, ese es Edgar Ulmer. No solo se trata del responsable de pequeños milagros narrativos, sino también de películas cortas, efectivas, de no más de 65 o 70 minutos. Un verdadero genio que no pudo (o no quiso o no supo, no lo podemos asegurar del todo) pegar el salto como sucede con tantos directores. Quizás fue uno de los motivos por los que su grandeza se mantiene viva. En este caso les recomendamos que se tomen una hora de descanso y le den play a esta maravilla.

Leer Más

Autobiografía de Nicolae Ceausescu (Andrei Ujica, 2010)

La primer entrega de Lost & Found del número de agosto cambia el eje de cine de género del mes anterior. O quizás no tanto: hay en la película de Andrei Ujica algo de thriller pero por otros medios. De hecho es una película que debería verse en conjunto con una película anterior del mismo autor (y en compañía de Harun Farocki), la extraordinaria y todavía no liberada Videogramas de una revolución (1992). Asi como en aquella se narraba el final de la sangrienta dictadura de los Ceausescu durante un cuarto de siglo en esta (que la duplica en extensión) la idea es menos la de la historia pública del discurso privado de la revolución sino la historia privada del discurso público de un dictador. En esa suma de archivos encontrados, en esa idea de hacer reversible la historia es en donde la película de Ujica se vuelve indispensable. Denle play y confíen. 

Leer Más
Cargando

Tweets recientes