5CPW2fMgdvFFBonJxGyKPI3WqQi

Tiempo de lectura: 2 minutosLa estrella roja

Por Raúl Ortiz Mory

Argentina, 2021,
Dirigida por Gabriel Lichtmann
Con Thelma Fardín, Héctor Díaz, Rafael Spregelburd, Walter Jakob, Juan Leyrado, Ana Katz, Julieta Zylberberg, Javier Drolas, Yosi Baumgarten, Ernesto Mislej, Gabriel Lichtmann, Clarisa Hernández, Federico Marrale, Marcelo Lavintman, Carla Finco, Ezequiel Gelbaum, Jean Pierre Noher, Andrés Serebrenik, Eduardo Wigutow, Aníbal Garisto

Mentiras verdaderas

Laila Salama fue una espía al servicio de la inteligencia británica a mediados del siglo XX. Ayudó a capturar a criminales nazis afincados en América Latina, entre ellos a Adolf Eichmann, uno de los más importantes autores del Holocausto. Su misteriosa vida la hizo cambiar de nombre, abandonar a su familia y morir casi en el anonimato. Un tango compuesto en honor a ella y una serie de documentos desperdigados que daban cuenta de sus actividades es lo único que la sobrevivieron. Eso es sólo el inicio.

La cautivante historia de esta mujer ha sido recogida por Gabriel Lichtmann, quien a través de un documental narra los orígenes de Salama y su rol vital en la cacería de criminales de guerra, para entregar una película que sostiene un sólido pulso narrativo y buen manejo de las claves del cine de espionaje. Pero… se trata de eso? Lo que aparenta ser el retrato de un personaje fascinante, está trabajado bajo la figura del falso documental, esa expresión de corte wellesiano que sólo puede acercarse al éxito (no al económico, precisamente) cuando los componentes lúdicos y los giros argumentales son asumidos con irreverencia y no se aspira a ser solemne. Porque el juego es (en la) superficie.

La estrella roja es el nombre del tercer trabajo de Lichtmann y el primero que se inserta en las lides del thriller y el espionaje. Parte de los aciertos del director argentino está en proponer un juego de espejos, una puesta en abismo en donde nada parece ser cierto y nadie está seguro sobre la vida de Salama. En este sentido, Lichtmann abre múltiples caminos e interrogantes a fin de potenciar la enigmática figura de la espía. Por eso la hibridación de ficción y documental le sirve a Lichtmann para construir el mito y la leyenda, que son los verdaderos motores para hacer andar la máquina que interrelaciona temas, géneros y contextos, puestos en marcha gracias a un conjunto de personajes excéntricos, pero verosímiles. 

En suma, este mockumentary combina diversos códigos y aspectos del documental tradicional (con énfasis en la visibilización del exhaustivo proceso de investigación y la estructuración de la historia), apoyándose en puntuales visos de parodia, con el propósito de deconstruir las dos realidades: la ficcionada y la histórica. Lichtmann construye un albur que se reelabora constantemente para que el espectador interprete los códigos narrativos de distinta manera pero siempre desde la posibilidad del verosímil de la leyenda. Se trata de una diferencia en la forma y no en la naturaleza.

Respecto a la figura oculta, prohibida y casi mítica que encarna Salama, como personaje del cine de espías -al amparo de la Matahari de Greta Garbo y las múltiples referencias cinematográficas a las que acude Lichtmann, tanto de ficción como reales- el director se acerca al concepto de “producto social” que Lévi-Strauss desarrolló para explicar la realización y difusión del mito como narrativa social. Para el antropólogo francés la trascendencia de la figura mítica tiene su punto de fuerza en la resocialización de las experiencias que encierra. Y ello tiene mucho que ver con la tradición oral, aquella práctica y percepción consciente que se cultiva de generación en generación. 

Por su parte, Lichtmann es hábil para recoger el sentido del discurso oral y anónimo que se proyecta sobre Salama. En La estrella roja no se puede comprobar que los pasajes de la vida de Salama sean ciertos, pero tampoco que sean falsos. Esa dicotomía lógica, sumada a la estructura y el formato de la película, hacen que vivamos en un limbo extraordinario, que todo lo suspende, que todo lo fabula.

Comentarios

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Otros ArtÍculos Recientes

Ir arriba