Captura de Pantalla 2021-04-14 a la(s) 12.37.30 a. m.

Tiempo de lectura: 2 minutos#PostBafici 2021 – Jesus shows you the way to the highway

Por Sergio Monsalve

España, 2019, 83′
Dirigida por Miguel Llansó
Con Daniel Tadesse, Guillermo Llansó, Agustín Mateo, Gerda-Annette Allikas, Solomon Tashe, Lauri Lagle, Rene Köster, Iveta Pole, Aris Rozentals

Dinamita

De las cincuenta películas que vi en Bafici, ninguna como la excéntrica Jesus Shows You the Way to the Highway, híbrido de una parodia de película de espías, de una secuela de Matrix con efectos deliberadamente anacrónicos y berretas, de un thriller conspirativo en stop motion con realidad virtual e inclusión de escenas pornográficas, seguidas por los tortazos de un Batman trucho en una cinta explotation de artes marciales.  

Todo se metaboliza en la comedia negrísima del español Miguel Llansó, quien desde ya reclama el relevo de los cutres ibéricos de la vanguardia, tras su gentrificación festivalera y académica. 

Como ya no podemos contar con Almodóvar, porque quiere ganarse la Palma de Oro a fuerza de estilizarse y refinarse, como Bigas Luna pasó a mejor vida y como el Isaki Lacuesta de mis tormentos no para de recibir Conchas de Oro por sus calculados ejercicios de solemnidad autoral, prefiero apostar por el crowdfunding de un Miguel Llansó que no se parece a nadie del conservador panorama de Madrid a San Sebastián, optando por ubicarse en el contexto de los no alineados de su país. 

Resumir el plot de la película, para ubicarlos en el espacio, puede ser un tarea quijotesca e inútil. Les diría que va de una imposible misión de dos díscolos agentes de la CIA que deben infiltrarse en una web pirata y terrorista, para destruir un virus llamado “Soviet Union”. 

Ambos planos del filme, el virtual y el presuntamente real, se van superponiendo en una sátira política de la guerra fría, donde los diálogos subrayan frases hechas desgatadas por el género, como en una cadena de “one liners” risibles de una buddy movie ochentera. 

El trabajo de deconstrucción del director es aún más efectivo, que el de sus coterráneos y contemporáneos, porque pasa del populismo de un Torrente integrado a la industria, así como prescinde de la visión condescendiente del Javier Fresser de “Campeones”, una cinta más manipuladora del mea culpa de los Goya de lo que aparenta su glorificación potable de la otredad. 

El protagonismo del actor fetiche del realizador, Daniel Tadesse, es solo uno de los múltiples referentes refractarios de la fantasía demencial. Obsesionado por la Pizza, cual Tortuga Ninja o porteño de a pie, cumple su tarea con dignidad y resignación, soñando con un retiro dorado al lado de su princesa voluptuosa. 

La cinta, como la obra del mejor Farrelly, quiere auténticamente a sus personajes, sin victimizarlos o utilizarlos de gancho dramático de alguna coartada moralista.

Precisamente, Jesus Shows You the Way to the Highway  detona los códigos de los contenidos y los contenedores de la cultura pop y mainstream, en la conciencia de reconstruir una trama clásica con los retazos, los desechos y los descartes del sistema global. 

Una estrategia posmoderna, como lo explicó Jameson, al momento de vindicar las estrategias de transgresión de las orillas y las periferias ante los centros de poder en materia de producción. 

Es el caso, también, del increíble cine de Uganda, generado por las propias comunidades empobrecidas, adoptando las técnicas de los blockbuster de acción, pero con las plataformas caseras de baja definición. 

El mundo corporativo crea sus tabletas y aplicaciones, a la espera de ver réplicas inofensivas y buenistas. 

Los africanos le montan doblajes absurdos y desternillantes a sus gozosas subversiones.   

Miguel Llansó recupera al Lynch salvaje de El Fuego Camino Conmigo para relatar una intriga en un inglés forzado y superpuesto, con la intención de reírse de los mecanismos de estandarización internacional. 

Celebramos su desacralización y esperamos por su futura entrega en un Bafici que he disfrutado enormemente. 

Les comento que en Venezuela no contamos con un Festival así, que para como sigue la jugada del Covid 19, Javier Porta Fouz ha realizado un trabajo maravilloso, necesario de reconocer.  

Comentarios

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Articulos Relacionados

Ir arriba