wallpapersden.com_disney-chip-n-dale-rescue-rangers-2022_3840x2160-scaled

Chip & Dale: Al rescate

Por Ignacio Balbuena

Chip ‘n’ Dale: Rescue Rangers
EE.UU., 2022. 95′
Dirigida por Akiva Schaffer
Con voces y participación de Andy Samberg, John Mulaney, Will Arnett, J.K. Simmons, Eric Bana, Seth Rogen, Flula Borg, Dennis Haysbert, Keegan-Michael Key, Tress MacNeille, Tim Robinson, Akiva Schaffer, Da’Vone McDonald, Liz Cackowski, Paul Rudd, Akiva Schaffer.

“Ese soy yo”

Hay un canal bastante gracioso en YouTube, Pitch Meeting, que consiste en la repetición de un mismo sketch pero con distintos blockbusters y series actuales: Un guionista le cuenta a un ejecutivo de estudio la historia de una película, usando los aspectos ridículos de la trama como efecto humorístico. En el sketch correspondiente a la nueva Dr. Strange, el guionista le cuenta al ejecutivo acerca de la aparición de los Illuminati, explicando como son distintos personajes del universo Marvel, algunos incluso ajenos al MCU. El ejecutivo responde ‘’Uh, son todos personajes de cosas. A veces mi cerebro reconoce cosas y libera químicos divertidos’’. Es divertido porque es cierto, como diría Homero. 

Chip ‘n Dale: Rescue Rangers opera bajo esta premisa exactamente. Pero la verdad al momento de ver la película venía en un estado emocional en el que no me venía mal que mi cerebro liberara algunos químicos divertidos. A veces la mejor forma de combatir la apatía es una película amable, graciosa, tierna y con muchos cameos para reconocer como si fuéramos Leonardo DiCaprio señalando la pantalla en Once Upon a Time in Hollywood

Chip ‘n Dale: Rescue Rangers está lejos de ser una película extraordinaria, pero está Andy Samberg y me hizo reír mucho con un par de chistes. Si no le piden mucho más, quizás encuentren en esta película algo de valor. En el peor de los casos, quizás los motive a ir a ver Roger Rabbit, una película con varios puntos de contacto con esta, y esa sí es extraordinaria. 

Como Roger Rabbit, Chip ‘n Dale: Rescue Rangers es una película que muestra un universo donde los personajes de dibujos animados son reales y conviven con los humanos. Siguen estando animados en 2D solo que tienen presencia física en el mundo real y actúan en cine y tv. Como Roger Rabbit, Chip ‘n Dale: Rescue Rangers tiene en el centro de su trama un misterio policial, a la vez que muestra varios personajes animados a modo de homenaje al mundo de la animación en general. Ahí se acaban las similitudes, dado que Chip ‘n Dale: Rescue Rangers luego encara para otro lado. 

Al ser una película familiar (o infantil, si se quiere, pero veremos luego por qué no lo es), Chip ‘N Dale usa el misterio, el policial, la comedia meta y las aventuras para contar una historia sencilla de amigos que se reúnen y trabajo en equipo. El otro punto de divergencia con Roger Rabbit es el estilo de comedia. Por algún motivo extraño, Disney+ decidió que este reboot estuviera a cargo de The Lonely Island, así que en esta película tenemos el típico humor de Andy Samberg, presente en varios hermosos gags visuales con afiches de cine disparatados, o en varios chistes que funcionan mejor con un porro encima, algo que ciertamente no le podemos recomendar al público infantil.

Es decir, un reboot meta de una franquicia televisiva medio envejecida de Disney en plan humor stoner no tiene ningún sentido para un chico de hoy, que probablemente no tenga ni idea de quiénes son Chip y Dale. El resultado en esta película es un híbrido medio extraño, con un humor cuasi-lisérgico y con referencias sexuales, que lo hace bastante ‘adulto’ (al menos para Disney+), y por otro lado una trama simplona y predecible, que la hace quizás algo anodina para un público adulto, o al menos para los millennials cínicos acostumbrados a ver a Andy Samberg en live-action o dibujos animados tipo Rick and Morty, que son realmente ácidos y violentos. 

Pero este entrecruzamiento tonal raro es lo que la hace interesante de ver, y lo sencillo de la trama de alguna manera enfatiza el timing cómico de los varios chistes de toda la película, algunos de ellos realmente muy buenos. Los múltiples cameos y referencias, si bien son muchos y están puestos deliberadamente en un par de segundos y simplemente para que uno los note o algún influencer haga un video de YouTube haga una recopilación de Easter Eggs, también tienen un peso en la trama, dado que estamos en una película poblada por varios personajes de animación de distintas técnicas. 

De hecho, EL chiste de la película es que Dale, ahora un personaje limitado al circuito de convenciones como una celebridad venida a menos, atravesó un proceso de cirugía para modernizar su aspecto y convertirse de 2D a 3D. Aquí quizás aparece el problema más grande de la película: Chip ‘n Dale: Rescue Rangers, al tratarse de una serie de los ‘80s, está hecha en 2D, y sus personajes se supone deberían contrastar con Dale y el resto de los personajes en tres dimensiones. Pero el cast de Chip ‘n Dale también está animado en 3D! Solo que a través de la técnica del cel-shading, simulan ser planos. Así es: por una cuestión técnica y de presupuesto, los personajes 2D principales no fueron hechos con animación tradicional. Solamente algunos personajes de fondo fueron dibujados a mano cuadro a cuadro. Hay una metáfora acá sobre la que me da fiaca reflexionar, pero realmente es algo que le saca la gracia a este presunto contraste de universos estéticos que en verdad es falso. 

Pero más allá de esta cuestión técnica, que en rigor tampoco creo que sea un problema salvo para los más puristas de la animación, hay varios chistes genuinamente graciosos que aprovechan el costado más metatextual, como por ejemplo la aparición del Sonic Feo de aquel trailer de 2019 que causó la ira de los fans. Así es, ese diseño de Sonic espantoso, hace aquí su regreso en forma de un personaje que termina participando activamente en la trama. Como fan de Sonic, esto ya me sumó varios puntos. También está Seth Rogen, encarnando a un personaje con su propia apariencia solo que con la estética uncanny valley propia de El Expreso Polar. ¿Se acuerdan de eso? Bueno, volvió, en forma de fichas.

Si la serie de Chip ‘n Dale: Rescue Rangers original era lisa y llanamente una serie de aventuras, esta nueva versión los imagina como actores de una serie de antaño que hoy transitan una vida de mediocridad en el Hollywood contemporáneo, anclada en el timing y estilo humorístico de la comedia americana de los últimos años, como confirma no solo la dirección de The Lonely Island sino también la aparición del mencionado Seth Rogen, y otros cómicos como Will Arnett, Keegan Michael Kay o Chris Parnell. 

No estamos frente a un nuevo clásico de culto, para nada, pero quizás ante una posible gateway drug para que el público de esta película preste atención en unos años a sus creadores y conecte con el humor de The Lonely Island o bien revise la película de Robert Zemeckis que inspiró espiritualmente este reboot, que podría haber sido un ejercicio de cinismo corporativo pero en cambió me dejó una sonrisa en la cara.

Comentarios

Comparte este artículo

Otros ArtÍculos Recientes