walter

Tiempo de lectura: 3 minutosMucho Mucho Amor: La leyenda de Walter Mercado

Sergio Monsalve

Mucho Mucho Amor: La leyenda de Walter Mercado
EE.UU., 2020, 96′
Dirigida por Cristina Costantini & Kareem Tabsch
Con Walter Mercado, Lin-Manuel Miranda, Eugenio Derbez

Escapar del museo

Por Sergio Monsalve

Cáncer, piscis, tauro, capricornio, virgo. Es contigo, Sagitariano que me escuchas. La era de Acuario, de Walter Mercado, ha terminado. La aniquiló una batalla legal que dejó al gurú hecho un paria, un guiñapo, un retrato de Dorian Gray que se encumbró en una imagen fija, arrasando al ídolo que lo encarnó. 

Un documental ha querido narrar la historia de los días finales del último mito de la predicción zodiacal en la tierra de América Latina, quien hubiese querido eludir la cita con la muerte, anticiparla, pronosticarla, conjurarla. Pero no ocurrió porque él representó la ilusión de su arte, que es ahora del cine. 

La magia de la película de no ficción de Netflix, sobre el personaje boricua, le pertenece a la fuerza cósmica de las musas de la no ficción, ellas que han logrado recrear el eclipse de un semidios de la cultura pop, del mainstream latino. 

Ha tomado por sorpresa, a propios y extraños, el hondo calado humano de Mucho Mucho Amor, un filme que escapa del traje cosido a la medida del estilo internacional, para abrir nuevas capas de sentido en la comprensión de un personaje prototípico de la historia espiritual del continente. 

Detrás de la parafernalia del hombre que conocimos por televisión, el documental se sitúa en la intimidad del hogar del astrólogo, cuando le restan pocos años por vivir, dejando que sea la cámara que juzgue el histrionismo, las arrugas, las cirugías y las palabras del excéntrico “Shanti Ananda”, como le llamaban los fanáticos de su culto new age. 

En casa lo acompaña un fiel escudero, Willie Acosta, que colabora con testimonios frontales delante del lente, agregando lecturas y despistes, porque sospechamos una relación afectiva con el protagonista, que se niega desde la voz pero que sugiere el montaje de planos de conjunto. El asistente pasea, en silla de ruedas, a la célebre estrella en decadencia, plasmado inconscientemente un homenaje a Sunset Bouvelard. 

En efecto, es la vía del crepúsculo uno de los derroteros narrativos que persigue la creación audiovisual del largometraje atribuido a Cristina Constantini y Kareem Tabsch, directores que emplean recursos afines a la estética kistch, trans, queer y cutre de la leyenda de los medios sensacionalistas, adoptando una distancia discretamente irónica que no es canalla sino cercanamente nostálgica, con todas las implicaciones y problemas que el concepto de la retrópolis implica, pues nos ata a la paradoja del revisionismo autocrítico, según el cual avanzamos en los criterios de valoración y resignificación, al tiempo que reforzamos la estrategia plana de un software líquido, donde se glorifica el santuario tradicional ante la crisis de originalidad expresiva. 

El documental prefiere que Walter Mercado confiese pecados y errores, antes que recurrir a entrevistas de sus múltiples adversarios y refutadores que lo consideran de charlatán y explotar de la miseria ajena, para abajo. Su familia y algunos ex asesores, ahora ubicados en el bando contrario, cumplen con describir las dobles intenciones y las caídas de la figura al borde de la extinción. 

Mucho Mucho Amor clausura con visitas y tributos en no lugares museográficos de Miami, elevando al polémico orador a un pedestal de sentimientos entrañables y a la vez contradictorios, entre la soledad de la vejez y la euforia narcisista de la consagración como estatua de un reino artificial, cuyo impacto nadie duda aunque se asienta su dejo de reliquia, de momia, de pieza de anticuario. 

Uno de esos funerales gustosos, sabrosos y alegres que, de vez en cuando, ofrece la programación de diseño.  Por mí que la nominen al Oscar en documental.

Comentarios

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Articulos Relacionados

WP Feedback

Dive straight into the feedback!
Login below and you can start commenting using your own user instantly

Ir arriba