En la tercer salida de nuestra sección #Rescates (a la que sus responsables se resisten en llamar del mismo modo, de hecho la tienen huérfana de nombre) nos fuimos a buscar el ejemplo de uno de los grandes paradigmas del la narración clásica en Argentina. Si, hablamos de Adolfo Aristarain y de Un lugar en el mundo…y nos fuimos hasta 1992. A lo largo de los minutos los responsables hablan maravillas de la película…hasta que en un momento chocan contra algunas cosas de los personajes, lo que la vuelve todavía más interesante, casi una profecía. Entren y escuchen.
Para quienes estén despistados les contamos nuevamente sobre la sección: la idea es empezar a rescatar algunas películas de un injusto olvido, repasar algunas carreras o lo que surja de ese recorrido por el arcón cinéfilo. Películas más o menos recientes (o no, como en este caso) que no supieron contar con los espectadores adecuados o los ojos/oídos correctos o simplemente películas que amamos traer de vuelta para pensar. Por eso esta nueva sección tiene el original nombre de #Rescates, que no es otra cosa que esta pretensión que tenemos los críticos por convencer al resto de la humanidad  para que vean cosas que no conocían o que en otras condiciones hubieran dejado pasar.
Tercer salida, entonces, para los elegantes David Obarrio y Emiliano Andrés Cappiello. Denle play y escuchen mientras se toman algo junto a los responsables de este podcast imperdible. Ellos toman mientras hablan. No nos hacemos responsables.

Por David Obarrio y Emiliano Andrés Cappiello.

Comentarios