summerofsoul-scaled

Summer of Soul

Por Agustín Campero

Summer of Soul (…Or, When the Revolution Could Not Be Televised)
EE.UU., 2021, 117′
Dirigida por Questlove
Con participación de Stevie Wonder, B.B. King, Nina Simone, Abbey Lincoln, Mahalia Jackson, Moms Mabley, Jesse Jackson, Mavis Staples, David Ruffin, Cal Tjader, The 5th Dimension, Sly and The Family Stone, Hugh Masekela, Max Roach, Herbie Mann, The Chambers Brothers, Babatunde Olatunji, Gladys Knight, The Pips, John V. Lindsay, Ray Barretto, The Edwin Hawkins Singers, Mongo Santamaria

Sly & Nina

En el año 1969, además de Woodstock, en Harlem se hizo un gran festival abierto y gratuito para celebrar la música y la cultura del barrio, sus raíces, sus gustos y sus influencias. Se llamó “Festival Cultural de Harlem”. Se afirmó con eje en la cultura afro norteamericana, y como no podía ser de otro modo celebró también las distintas influencias latinas y tuvo rasgos de la ebullición política de aquel momento: la emancipación de los derechos, la promoción del “orgullo negro”, la violencia política encarnada en las muertes de los Kennedy, Martin Luther King, Malcom X, la guerra de Vietnam y los movimientos inspirados en la revolución cubana. De los registros de ese festival surge Summer of soul, estrenada este año en Star+.

Cada época tiene su narrativa, y cada película su ambición cinematográfica y la genética de sus condiciones de producción y post producción. Es imposible no comparar la película Summer of Soul con la famosa Woodstock: 3 Days of Peace & Music –documental sobre el festival- y con Gimme Shelter –que trata sobre la gira de los Rolling Stones American Tour 1969 y principalmente del Altamont Speedway Free Festival.

De las tres, Summer of Soul es la más política, en dos sentidos y en dos tiempos: en dos sentidos porque está llena de consignas políticas de aquel momento y porque se organizó o al menos fue aprovechado, en parte, por motivos políticos desde la alcaldía de Nueva York. Inclusive aparece el alcalde dando un discurso, aparece el reverendo y luego Senador Jesse Jackson hablando varias veces. Si Estados Unidos y especialmente Harlem eran una olla a presión, el festival estuvo pensado también para descomprimir. Y en dos tiempos porque la narrativa principal que desarrolla la película no es la del momento del festival (el verano del soul de 1969) sino de la actualidad. Ambos momentos se trenzan, pero el pasado es utilizado, desde la actualidad, para potenciar y explicar el presente. Desde esta película, el Festival Cultural de Harlem va a ser tomado como un mojón en el avance de la emancipación de derechos.

De las tres, Summer of Soul es la que tiene menor potencia cinematográfica. Es didáctica, está sobre explicada, las imágenes están colocadas para reforzar las palabras que los narradores dicen en el presente, con la trampa de que hablan de los artistas y los hechos políticos con la distancia que da el tiempo y con el transcurrir posterior de la biografía de los protagonistas. Entonces Summer of Soul habla más del presente que del pasado: es utilizada para bajar línea política, la línea política más de moda en las producciones cinematográficas de Estados Unidos: inclusión de las minorías, multiculturalidad, feminismo. Obviamente que estas ideas están bien, que son justas, que su alcance y su cumplimientos son logros sociales, pero lo que está mal es el sometimiento del discurso cinematográfico, a partir de elementos documentales, a esas consignas del presente. En ese sentido, Summer of Soul no arriesga nada, no es lo disruptiva que sí fue el Festival o la época. No es que el discurso contamina toda la película sino más bien la modela, establece sus contornos y las reglas con la que debe ser vista. 

Todo lo buena que es la película es por la música. Los mejores momentos de la película es cuando la música fluye y los mayores pecados se dan al cortar las canciones, al poner apenas momentos de canciones de algunos de los músicos. En ese sentido la edición actual de los materiales documentales de aquel momento va a lo seguro, va al resumen, a la síntesis. 

Tanto en los documentales Woodstock como Gimme Shelter el resultado estaba gobernado por la captura de las imágenes y las posibilidades de producción (tecnología disponible por parte de los realizadores para filmar, para captar el sonido, para meterse entre la gente y entre los músicos, para el detrás de escena) como de edición. Ambas fueron en su momento un manifiesto cinematográfico en el marco de aquel momento de ebullición. Me pregunto qué hubiese sido de Summer of Soul si se hubiese estrenado en aquella época. 

La música en Summer of Soul es genial de punta a punta. Las imágenes permiten acercarse a la música y a los artistas y a su alma, a su soul. Cada segundo de música está lleno de sentimiento y de autenticidad, sin poses, como si la vida y el destino se jugaran en las canciones y en cada show. De unos recitales geniales, de unos músicos excelentes, sobresalen dos bandas: Nina Simone y Sly & The Family Stone.

En ambos predominan la amplitud, la experimentación y el riesgo junto con el oído y el buen gusto. Esas condiciones son la mejor síntesis de aquella época tan rica en variedad y en resultados musicales. Son las convicciones con las que se movían estos artistas. 

En el documental 1971: el año en el que la música lo cambió todo, se pierde mucho de Nina pero se gana mucho,, en detalle de Sly & The Family Stone. Sly era un artista pregnante y enigmático. Su música es siempre expansiva, la puesta en escena y sus músicos acompañaban esa condición. Cada segundo de Sly, en 1971… y en Summer of Soul justifican las películas y tientan a sumergirse en el océano de su música. 
Final: Prince despidió el siglo XX con un show espectacular realizado para ver en casa: Rave Un2 the Year 2000. En ese show rescata algo de Sly & The Family Stone: el bajista Larry Graham –inventor de la técnica del slapping en el bajo- Cynthia Robinson y Jerry Martini. Ese show es alucinante de punta a punta, concentra el mejor sentido de enriquecimiento y proyección de influencias, y celebra el regocijo de la música y la fraternidad y el amor entre los seres humanos.

Comentarios

Comparte este artículo

Otros ArtÍculos Recientes