302175

Tiempo de lectura: 8 minutosThe Marvelous Mrs Maisel – Temporadas 1,2,3

Varios Autores

The Marvelous Mrs. Maisel S01 02 & 03
EE.UU., 2017, 2018, 2019, 30 episodios de 60′ aprox
Creada por Amy Sherman-Palladino 
Con Rachel Brosnahan, Alex Borstein, Tony Shalhoub, Marin Hinkle, Kevin Pollak, Gilbert Gottfried, Luke Kirby, Jane Lynch, Sterling K. Brown, Michael Zegen, Bailey De Young, Holly Curran, Victoria Nowak, Doris McCarthy, Brian Tarantina, Caitlin Mehner, Joel Johnstone, Victor Verhaeghe, Betsy Hogg, Kyla Walker, Mike Massimino, Matilda Szydagis, Haleigh Ciel, Matt Bailey, Aime Donna Kelly, Rory Duffy, Gina Costigan, Tom Stratford, Nunzio Pascale, Matteo Pascale, David Bluvband, Wakeema Hollis, Caroline Aaron, Zachary Levi, Cynthia Darlow, Leroy McClain, Stephanie Hsu, Cary Elwes, Max Casella, David Paymer, Rufus Sewell, Jason Alexander

Un refugio

Por Luciano Salgado & Gabriel Santiago Suede

LS: Vos sabés que me habían hablado muy bien de esta serie allá lejos y hace tiempo, hace 2 años. Y nunca le di mayor pelota porque me parecía una de esas series caras que invertían en la reproducción de la época y no mucho más. Vi el trailer y no me pareció otra cosa que una comedia sobre judíos intelectuales de Nueva York, muy alla Woody Allen. Y para copias ya tenemos al original, asi que la dejé ir y que se la llevara el viento. Pandemia va, pandemia viene, películas por aquí y por allá. El famoso mes de prueba de Amazon Prime Video. «Ah, mirá, ahora tiene dos temporadas más?». Y aquí estoy, fascinado con esta cápsula-viajera en el tiempo. Qué bien que está casi todo en The Marvelous Mrs Maisel. Y qué boludazo prejuicioso puede ser uno («ay, todos miran series, miren películas, qué millenials que son por mirar series» te psiciopatean algunos críticos. Bueno, no hagan caso).

1 1 1200x702 2

GSS: A mi me sucedió algo similar pero peor. Vi algo de la serie el año pasado cuando me dijeron «Che, mirá esta serie que se está ganando todo y que cuenta la historia de Joan Rivers metiéndose en el mundo del stand up». Yo la amo a Joan Rivers. Casi todo lo que ha hecho. Desde Stand up a participaciones en series (como en Louie) o en Fashion Police. Por eso la sola mención de su nombre me disparó de inmediato. El tema es que pensé que iba a encontrarme con un material mas potente y me vi sumido en los primeros episodios de una serie sobre una chica, su marido, su familia excéntrica, algunos momentos de stand up y no mucho mas. Me sentí estafado. Después vino el momento de enterarse que la Señora Maisel del título no era mas que una suma, una condensación de varias mujeres que rompieron el molde del stand up hecho por hombres y se convirtieron en grandes pioneras (desde Lucille Ball a Elaine May, desde Phyllis Diller a Jean Carroll, pasando por Joan Rivers, desde ya). Y quizás eso me alejó un poco. Y recién la retomé hace dos meses. Y fue imparable. Misma sensación: cómo pude ser tan boludo como para no haberla visto antes?

Maisels2 1

LS: Sea como fuera, con este vía crucis que estamos haciendo («no somos dignos» diría Wayne en El mundo según Wayne), es imperativo hablar de The Marvelous Mrs Maisel, que tiene tres grandes temporadas, pero que tiene capítulos fulgurantes. En ese punto no hay una apuesta a «en la temporada dos la rompemos» sino una saludable y heroica continuidad que pone el ojo en los personajes, a los que decide cuidar (me hace acordar mucho a Mad Men lo que hace esta serie, incluso siendo menos coral que aquella), a los que decide acompañar, a los que deja crecer y seguir. Pero nada de eso convierte a la serie en un abanico de la época, sino que, contrario a esas ficciones que necesitan dejar una impronta, un «statement» sobre el contexto socio-cultural que describen, lo que hace la serie es valerse de ese contexto para contar la historia de personas que atraviesan contextos de cambio. Si, obviamente alguien dirá «pero el contexto de los EE.UU. de finales los 50s y principios de los 60s no son una gran época de cambios?». Y uno puede contestarles que si, que lo son. Pero al mismo tiempo esos contextos, habitualmente trabajados por la TV mas bajadora de línea, no dejan mucho aire a las individualidades plurales contrapuestas. No: precisan de colectivos significativos o de individuos trascendentales. Y lo que hace la serie no es ni una cosa ni la otra. Por eso a lo largo de sus casi treinta episodios no hay sentencias, no hay grandes tonos. Pero lo que si hay es un estado de felicidad que la comedia televisiva (y cinematográfica también, para qué mentirnos) ha tendido a olvidar de a poco. Esa felicidad pasó a ser suplantada por la crueldad, el cinismo y cierta distancia desafectivizada. Bueno, en TMMM no hay nada de eso. Es sorprendentemente anacrónica.

the marvelous mrs maisel season 3 MRSM 300 C 304 35A 6 33 rgb

GSS: Sobre ese anacronismo que hablás me pasaba algo similar. Sentía que estaba frente a una serie que, además, funcionaba como un refugio cultural, como si no le importara ir contra las modas, las demandas de las agendas actuales, contra el modo de concebir los personajes y los géneros hoy, pero también contra la sensibilidad contemporánea. TMMM es anacrónica, es vieja, pertenece a otro tiempo. No sé si mejor. No sé si más feliz (si sostuviera eso correría el riesgo de afirmar un reaccionarismo del que no quisiera hacerme cargo), pero seguro mas libre. De ahí que esta narración que se concentra en la historia del reconocimiento y el descubrimiento de una voz personal (primero para la protagonista, que le da el nombre a la serie, pero luego para los personajes que la rodean) no solo es un gesto humanista hermoso y destacable, sino que esa decisión hace de la serie, también, una narrativa emocionante. Todos y cada uno de los personajes a su manera, a lo largo de varios capítulos (en algunos casos de temporadas), terminan definiendo sus elecciones. Y nosotros los acompañamos emocionados en ese proceso sin el menor gesto condescendiente, sin el menor desprecio a la vista, sin la menor risita socarrona propia de la distancia posmoderna para con las formas del clasicismo. No: aquí no hay otra cosa que esa depuración que entrega la ética de la narración clásica. Por eso no nos sorprende tanto a los mas viejos (porque hemos visto esta TV antes, pero se trata de una televisión olvidada) pero si a las generaciones mas jóvenes que se preguntan por qué nos puede gustar esto (como se preguntan sobre nuestro amor por Seinfeld, pero bueno…)

kinopoisk.ru The Marvelous Mrs Maisel 3124999

LS: Yo soy un poco mas joven que vos, jeje. Pero igual es cierto: hay una cuestión generacional que abre un hiato que es difícil de retrotraer. Y en todo caso si se retrotrae el asunto no tiene retorno porque te ponés de frente contra una generación que comprende que estamos ante formatos heteronormativos and so on (sin ir mas lejos ayer leía que en el festival de Berlin se dejarán de premiar las mejores performances como actriz y como actor y se premiará a uno de ellos solo…sin comentarios). Por eso cuando uno se enfrenta a una serie que narra sin mayores vueltas una separación, el descubrimiento de una vocación, la sensación de dos adultos de ver cómo se les cae el mundo a su alrededor, el redescubrimiento de la noche, el encuentro con una discursividad mas combativa (la introducción de Lenny Bruce es notable en la serie), la reformulación de los lazos familiares, la necesidad de entender que a veces es necesario estar solo para crecer y tantas otras cosas mas, la sensación es la misma que nos embarga cuando vemos una obra maestra: la de estar ante algo tan difícil y fácil de hacer a la vez tal que nos hace envidiar todas y cada una de las decisiones (dicho sea de paso: las elecciones formales que lleva adelante la serie son, en muchos casos, de las cosas mas complejas y virtuosas que el mainstream televisivo se permite hacer hoy).

GSS: Por otro lado pasa algo que no deja anclada a la serie en ningún «todo tiempo pasado fue mejor», porque cada vez que puede mete contrapuntos musicales que evidencian una estrategia pop sofisticada, elegante, lateral. El modo de incorporar a la cultura pop en la serie no es el del gesto al presente. No hay en la serie una idea de génesis de los logros presentes. No hay en la serie una exhibición de los antecedentes del feminismo actual. Por eso la serie es particularmente feminista, porque no sobreactúa la emancipación, la autonomía de las mujeres (que son mas fuertes y perspicaces que los hombres, por eso el feminismo de la serie no es un hembrismo misándrico, sino el recorrido emocionante de personas que han encontrado su identidad). Ese gesto pop que hace que en los finales se produzca un cierre con canciones muy posteriores a la época nos pone también a nosotros como espectadores en un rol mas juguetón, habilitándonos a leer las posibilidades del juego desde una perspectiva mas libre. No obstante nada de eso le quita a la serie el peso específico del drama cuando lo necesita. Pero siempre que aparece es en un tono asordinado.

BN WG510 TVMais GR 20171121153602 2

LS: Lo que si leí en muchos lados es que le tiraron con cascotes a la tercera temporada. Me resulta raro: es una serie que aprendió a crecer. En la primera parecía un poco demasiado cerrada sobre ella y sobre su relación/separación con el marido, pero también sobre los padres. En la segunda se abre hacia los suegros (los ex suegros, claro) y hacia los laterales, dandole mayor aire y pluralidad al juego. Y en la tercera el asunto se hace definitivo y el crecimiento de personajes se hace mas rico. Es cierto que en ese recorrido se produce un choque de sentido entre el código que plantean los padres y los ex suegros, siempre mas cercanos al grotesco que a otra cosa. Y que en esa profundización algo de los gestos mas acabados, los logros mas melancólicos (las subtramas de Midge & Lenny Bruce, las de Midge & Benjamin y Midge & Joel, fundamentalmente) a veces se pierde un poco por el contrapunto de la comedia. Es posible que en esa circunstancia, el contrapunto funcione mejor, mas equilibradamente, en parte porque gira de manera concéntrica desde afuera hacia adentro del grupo familiar y en cambio en la tercer temporada la apertura se consolida. Pero ese cambio muy criticado es también el que permite encariñarse con los personajes ya que les da un mayor espacio para el crecimiento, con una cuota de generosidad que la TV en muchos casos administra mal. Ah, dicho sea de paso: de dónde salió esta chica Rachel Brosnahan que hace todo bien como si se hubiera comido a Carole Lombard y a Catherine Hepburn mezcladas con Meg Ryan? Urgente empezar a seguirle la carrera. Y a la china, nueva pareja de Joel en la tercer temporada, también, otro descubrimiento fulgurante.

1366 2000 7

GSS: En relación a lo que decís yo no me encuentro ni en la orilla de los defensores de la primer temporada ni en los que defienden a rajatabla la tercera, sino que elijo la temporada que quizás queda mas a mitad de camino entre lo íntimo y familiar frente a lo abierto del conjunto. En la segunda temporada esa tensión me parece mucho mejor resuelta: Midge está viendo cómo posicionarse luego de su divorcio, pero fundamentalmente está entendiendo su lugar en el mundo; los padres sedan cuenta que vivieron históricamente en una nube de pedos y deben cambiar la percepción de si mismos y de sus hijos al mismo tiempo que quienes rodean a Midge (Joel, Benjamin, Lenny) también experimentan cambios y redefinen posicionamientos. Creo que de todas las temporadas es la mas elegante, la que mejor contrapone los cambios de tono y la que habilita a pensar a los personajes de manera mas uniforme. La tercera es mas arriesgada por otros costados (formalmente, por su actitud de jugar con la sátira, pero también con su pretensión social de abarcar mas de lo que puede o debería) y la primera es la mas compacta en términos individuales: es la composición de una persona que renace. Habrá que ver qué depara todo esto. Por lo pronto en esta ocasión no llegaremos tarde.

Comentarios

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Articulos Relacionados

WP Feedback

Dive straight into the feedback!
Login below and you can start commenting using your own user instantly

Ir arriba