270369343_1899083173620934_7791880619683383343_n

PERRO BLANCO | NÚMERO 57 | DICIEMBRE / 21

Por Federico Karstulovich

UNA NOCHE EN LA FERRETERÍA

Crítica y críticos. No son la misma cosa. Los hay de distinto tipo. Los hay cerrados sobre sus propias ideas en un montículo de arena, configurados en un olimpo inalcanzable, los hay olvidados y geniales, los hay eclécticos y creativos, sin un estilo definido. Los hay poetas y narradores de argumentos. También hay escuelas críticas de distinta índole: de tradición formalista, del anticuado estilo contenidista, los hay autoristas y los hay especializados en los géneros. Hay una vastedad tan amplia y profusa que la sola empresa de pensar una clasificación puede causarnos un aneurisma. No obstante, hay una categoría nueva que desde hace un lustro hemos detectado una nueva fauna de críticos que llevan adelante un plan involuntario u voluntario, vaya uno a saber. Se trata de una crítica de cine que ya no solo se posiciona frente a la experiencia de ver una película sino que, an alguna medida, organiza la experiencia en cajitas, compartimentos cada vez más pequeños.

En este aspecto se sucede un contrasentido: no hay mayor beneficio que pueda proporcionarnos una crítica inteligente que no sea el de abrirnos a la experiencia, enriqueciéndola. Por el contrario, una crítica que legisla qué debemos pensar, cómo debemos organizar nuestra experiencia como espectadores no multiplica las vías de entrada hacia las películas sino que se las apropia para administrarlas como herramientas para comprender este lado del mundo. Esa clase de crítica juega a la legislación y a la interpretación intelectual, pero en el fondo su ejercicio es elementalmente más banal: es una crítica clasificatoria y burócrata. Sin animosidad contra el gremio me gusta llamar a esa clase de ejercicio con un nombre que los pinta de cuerpo entero: la crítica-ferretera. A qué se debe esto? Esta crítica condensa al cine en una serie de variaciones estables de usos y funciones preestablecidas. El cine, de esa manera, se convierte en una herramienta, se encapsula y se reduce. Y la crítica ejerce el rol de ferretero: la clasificación de unidades funcionales aplicadas a un fin superior.

Para esta crítica la películas son meras excusas. Por eso no es casual que este ejercicio haya sido abrazado calurosamente por la corrección política: cancelar, clasificar, explicar el verdadero sentido de las cosas. Exactamente lo contrario al juego. Como cuando éramos chicos y un tornillo, una tuerca, un martillo, una llave y otras cosas varias podían configurar un monstruo informe y mutante, sin vida preestablecida. En la crítica ferretera, en cambio, el juego se trastoca por ideología campante según los usos y costumbres del contexto: King Kong explica al patriarcado, Chucky explica el ejercicio de la alteridad sexual, Sully explica el falocentrismo y así. La crítica-ferretera expone, de esta manera, un viejo y oxidado ejercicio, el de los hermeneutas, que siempre pensaron al cine como un sistema de sígnos, de símbolos y de significaciones ocultas. La gran diferencia es que ahí donde los hermeneutas (todavía existe esa secta de simbolistas y simétricos) podrían arguir a su favor que proponen multiplicar las vías de entrada al cine, los críticos-ferreteros usan al cine para explicar prejuicios establecidos por la agenda política del momento. Pero como posteriormente escribiremos sobre esto no queremos hacer nombres, sino señalar con preocupación un problema: dejen al cine jugar en paz antes de que sea demasiado tarde y la experiencia se haya empobrecido irreversiblemente.

Mientras tanto nosotros seguimos pensando en películas y series. Pasen y lean el sumario del numerazo de diciembre, que hay mucho. Y como siempre, para ustedes,

SUMARIO

ESTRENOS
Rey Richard: Una familia ganadora por Luciano Salgado
Tres en la deriva del acto creativo por Sergio Monsalve
#Polémica
Amor sin barreras (a favor) por Santiago González
Amor sin barreras (algo en contra) por Federico Karstulovich
Petite Maman por Amilcar Boetto
Spiderman: Sin camino a casa por Gabriel Santiago Suede
Matrix Resurrecciones por Ariel Esteban Ramos
Sexo desafortunado o porno loco por Amilcar Boetto
Chango, la luz descubre por Ludmila Ferreri

NO ESTRENOS
Isabella por Marcos Rodríguez
Canal 54 por Federico Karstulovich
El poder del perro por Ariel Esteban Ramos
Unos y ceros por Marcos Rodríguez
Spencer por Sergio Monsalve
El canto de cisne por Raúl Ortiz Mory
Fue la mano de Dios por Marcos Rodríguez
No miren arriba por Federico Karstulovich
Being the Ricardos por Raúl Ortiz Mory

TV Y SERIES
The Shrink Next Door por Pedro Gomes Reis
Hawkeye por Federico Karstulovich & Rodrigo Martín Seijas

VOLVER AL FUTURO
Secretos de un matrimonio por Agustín Campero
Only Murders in the Building por Luciano Salgado

ENCUESTA ANUAL
Lo mejor y lo peor de 2021 según Perro Blanco por AA.VV.

Participaron en este número:
Mariano Bizzio
Amilcar Boetto
Agustín Campero
Tomás Carretto
Ludmila Ferreri
Pedro Gomes Reis
Santiago González
Federico Karstulovich
Diego Maté
Sergio Monsalve
Raúl Ortiz Mory
Aníbal Perotti
Ariel Esteban Ramos
Marcos Rodríguez
Luciano Salgado
Rodrigo Martín Seijas
Gabriel S. Suede

Comentarios

Comparte este artículo

Otros ArtÍculos Recientes