quepasa1

Tiempo de lectura: 2 minutosPERRO BLANCO | NÚMERO 51 | JUNIO / 21

Por Federico Karstulovich

HAY FUTURO SIN PRESENTE?

En el número 50 de Perro Blanco, en Mayo de 2021, exactamente el anterior a este, nos preguntábamos, hacia el cierre, un poco con la excusa de la nota de cierre sobre una cierta tendencia en el cine político argentino, por las posibilidades de que el cine político local lograra sobrevivir a su actual mansedumbre. Esa nota no se publicó, no porque la hubiéramos censurado, sino porque algunos acontecimientos habilitaron ampliar la charla un poco más, motivo por el cual decidimos evaluar publicarla en el número de este mes. Al mismo tiempo, la finalización de un mes que volvió a encontrar cerrados a los cines de la mayor parte del país, nos obligaba a pensar en el rol asumido por la comunidad audiovisual argentina. Ya no en contexto de pandemia (algo que podría convertir al parate en una medida medianamente comprensible…en los primeros meses de 2020…no un año después cuando la mayor parte del mundo retomó actividades con o sin vacunas pero con todos los cuidados posibles), sino en contexto de crisis.

De más está decir que ya hemos mencionado esto en múltiples ocasiones (en algún que otro editorial, en algunos podcast y en algunas notas), pero no deja de ser grave. Insistimos: no solo el parate laboral (que ha reducido la actividad ostensiblemente), sino el parate en el terreno de la reformulación de las formas de exhibición para el cine argentino, como si en el fondo siguiera siendo negocio mantener los niveles de concentración y de mala administración del gasto público. Pero eso, incluso con su grado de gravedad, sigue siendo menos grave que la pérdida del ojo sensible a la realidad circundante. En la última entrega de las notas sobre el cine político argentino contemporáneo comentábamos que se había producido un viraje entre 2019 y 2020. En ese viraje, buena parte del conjunto de la comunidad cinematográfica argentina (en mayor o menor medida en sintonía con el actual oficialismo) decidió omitir sistemáticamente el proceso de degradación y de miseria en el que se encuentra Argentina (proceso, dicho sea de paso, que el cine argentino siempre fue capaz de registrar en años anteriores, pero que en actuales circunstancias, acaso casi tan graves como las de 2001/2002 ha invisibilizado del registro).

Sucedió, acaso, en años anteriores, desde el retorno de la democracia, que se produjera una omisión tan flagrante del presente? Si, no es algo nuevo. En todo caso esto marca un alineamiento, voluntario o involuntario, cada vez más marcado. Es una situación sin retorno? No, siempre se puede salir de ese silencio sepulcral. Pero la historia también expone conductas. La mirada que supo tener cierto cine documental y de ficción en Argentina entre finales de los 80s y principios de los 2000s parece un camino sin retorno. El cine político debe implicar una denuncia explícita al estado de situación? Si, pero sabemos que no es (ni debe ser) el único cine posible. El problema es cuando esa mirada está ausente y la desconexión con el presente es total (el cine no debe regirse por agendas, pero tampoco puede desconectarse por completo de su tiempo).

La pregunta es entonces otra: puede tener futuro el cine argentino sin un presente definido? Puede pensarse a si mismo en estas circunstancias? En este número y desde la crítica, pensaremos algunas ideas frente a ese panorama de ausencias y discursos silenciados.

Mientras tanto pasen y vean lo que se viene en este número, rico, variado y repleto de ideas.

SUMARIO

ESTRENOS
El protector
Chico ventana también quisiera tener un submarino
El conjuro: el diablo me obligó a hacerlo
Martin Eden
Rápidos y furiosos 9

NO ESTRENOS
Nobody
Dear Comrades!
In the earth
Shiva Baby
Let him go
State Funeral
Wrath of man
Luca
Noche en el paraíso
Three identical strangers

TV Y SERIES
Mare of Easttown
The Mighty Ducks: Game Changers
Llamadas
Luis Miguel. La serie. S02 (II)
Elvis Presley: Buscador incansable
1971 el año en el que la música cambio todo
El método Kominsky S03

VOLVER AL FUTURO
Estados Unidos vs Billie Holliday
La familia Mitchell vs Las máquinas
London Fields
Siberia
The world to come

OTROS ESPACIOS
Poder, propaganda, crítica: sobre una cierta tendencia en el cine político argentino (VII): algunas conclusiones, algunas hipótesis y algunas propuestas


Comentarios

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Articulos Relacionados

Ir arriba