Categoría: Estudio Ghibli

Dossier Estudio Ghibli (XXI): El recuerdo de Marnie

Niños enfermos, escenarios aislados de todo contexto urbano, encuentro de dos mundos -uno de ellos fantástico y el otro real- y la construcción de un ideal familiar son, aparentemente, los diversos núcleos narrativos de Hiromasa Yonebayashi, director de El mundo secreto de Arriety y El recuerdo de Marnie. Hablamos de uno de los más jóvenes realizadores de Estudios Ghibli, que sin perder tiempo ha buscado despegarse de la sombra de Miyazaki, en particular para enfocar sus conflictos en las incertidumbres internas de sus protagonistas y no tanto en la fusión de lo real y lo fantástico. Pero más allá del componente fantástico (presente en la mayor parte de las producciones del Estudio Ghibli) y el misterio que envuelve a la personalidad de Marnie -¿es real o producto de la imaginación de Anna-, el principal conflicto que presenta el film es la búsqueda de la identidad. Y en todo caso como un recuerdo fantástico puede ser el detonador para descubrir aquello que parecía oculto, que estaba reprimido, olvidado o simplemente pugnaba por salir de algún modo pero no encontraba la forma.

Leer más

Dossier Estudio Ghibli (XX): Susurros del corazón

Las películas de Miyazaki están organizadas por una misma operación: el protagonista y el espectador descubren un universo prodigioso con reglas propias que deben aprenderse para escapar y retornar al mundo conocido. Susurros del corazón, dirigida por Yoshifumi Kondō y escrita por Miyazaki, introduce una variación: Kondō, que murió en 1998, debía creer que la vida de este lado tiene ya dificultades suficientes como para andar inventando reinos imaginarios y, en consecuencia, propone buscar lo maravilloso en los intersticios de todos los días. El coming of age seguramente sea el dispositivo que mejor y más frecuentemente le permitió al cine japonés (animado y del otro) observar el tránsito de sus protagonistas por rituales singulares: el salto de nivel educativo y las largas horas de estudio, el descubrimiento de una vocación negociada con el mandato de la familia, el ingreso a un mundo adulto con jerarquías férreas.

Leer más

Dossier Estudio Ghibli (XIX): Ponyo y el secreto de la sirenita

Miyazaki es un heredero de las grandes tradiciones de la modernidad europea en la medida que retoma sus escenarios, sus temporalidades y sus problemas: el progreso, la técnica, la voluntad de poder, el siglo XX. Si en El castillo vagabundo la reflexión se instala de forma indefinida y creativa a un contexto histórico, en Ponyo se declara abiertamente en clave de fantasía, salvo por la locación de la historia (que es real: la población pesquera de Tonomoura). La ficción trabaja en el cruce de dos historias muy conocidas para la tradición europea: la sirenita de Hans Christian Andersen y la historia de Brunilda en su lectura wagneriana de las sagas germánicas. A nadie que haya escuchado dos notas de Wagner en el Colón o en una película se le escapa que la cabalgata sobre las olas de Ponyo es una creativa transformación del famoso Leitmotiv ahora en tono mayor juguetón, utilizando la melodía principal de la película.

Leer más

Dossier Estudio Ghibli (XVIII): La guerra de los mapaches

El eclecticismo de Takahata, no obstante, encuentra en La guerra de los mapaches un medio para articular el viejo y querido discurso del estudio Ghibli en torno a las reivindicaciones de corte ecologista. Pero si ese fuera el único elemento que articulara las partes diversas de esta película frankensteiniana, a decir verdad estaríamos faltando a los hechos. Porque detrás de esa narrativa que pone el ojo en el avance de la tecnología y de la construcción (pero fundamentalmente de la vida moderna) sobre el mundo de la naturaleza, en el fondo hay algo más, acaso un tono melancólico de algo que se va, de algo que ya no volverá a ser. Curiosamente Takahata ha logrado expresar algunas de las tensiones de ciertos directores japoneses de post-guerra (aunque algunos de ellos contaran con una obra previa en el período silente) como Mikio Naruse y Yasujiro Ozu. Esa obsesión entre el pasado que se va y el presente que arrolla ha sido una constante en un género cinematográfico de la cultura audiovisual japonesa, el shōshimin-eiga (un género asociado al melodrama doméstico que narra hechos propios del contexto familiar en familias de clase media o clase media baja en contextos de cambio histórico).

Leer más

Dossier Estudio Ghibli (XVII): El viento se levanta

Para aquellos que intentan trazar esa separación críticamente aceptada acerca de las diferencias primordiales entre los estilos de Takahata y Miyazaki, El Viento se Levanta se siente como un agujero en el medio de esa vaga pero aceptada teoría. Aquella diferencia -que se marca entre el realismo que bordea lo social en Takahata y el fantástico asimilado de Miyazaki- en esta película, dirigida por el más prolífico de ambos directores, parece un poco más difusa. Porque esta es la película en la que Miyazaki mas se parece a Takahata. Y es que en éste último lo histórico siempre está sucediendo. Llos humanos parecieran siempre estar delimitados por los límites de la historia. No obstante, a diferencia de Takahata, los personajes de Miyazaki sueñan y rompen el determinante del realismo. Porque el sueño es el lugar por excelencia en el cine de Miyazaki, porque si bien acá no aparece el fantástico, es el sueño el que altera el realismo, otorgando una libertad desenfrenada al movimiento y los espacios, que se configuran de formas distintas a las formas de lo real y su artificio por excelencia, el realismo.

Leer más
Loading
WP Feedback

Dive straight into the feedback!
Login below and you can start commenting using your own user instantly

¡No te pierdas de nada!

Unite a la comunidad de Perro Blanco y recibí todas las novedades en tu correo.

¡Ya estás registrado! Chequea tu correo.