Esta sección nació para morir mil veces. O quizás en vez de Lost and found debió haberse llamado Quémese después de verse. Quizás porque al tratarse de links abiertos para películas raras, extrañas o difíciles de ver, esos links en cuestión no duran mucho en la red. O en algunos casos, suerte mediante, quizás hasta podemos tenerlos ahí donde están. La realidad es que esta sección flamígera vuelve este mes por más material. Lo que no podemos asegurar es que ese material esté disponible mucho tiempo.

El cine australiano está plagado de películas perturbadoras. Particularmente durante los 70s y 80s supo encontrar su lugar en el mundo. Pero ojo, no hablamos de un cine de festivales, sino un cine popular, duro, extraño, violento. A partir de una serie de cambios internos en la política cinematográfica del país, durante buena parte de los 70s, la tv dio un insólito apoyo a proyectos audiovisuales, lo que habilitó a que una multiplicidad de realizadores, productores, guionistas pudieran encontrar su lugar. Entre ellos encontramos a Everett De Roche, guionista de cerca de una decena de los films más importantes del período. Pero este guionista se concentró en un género en particular: el terror y sus diversas manifestaciones. Responsable de los guiones de Patrick (1978), Long weekend (1978), Arlequín (1980), Roadgames (1981), Razorback (1984), en 1985 se dedica a adaptar la novela que narró un caso real sucedido en 1972, acerca de el asalto y secuestro de parte de un grupo de ladrones a una escuela rural en Australia. A partir del mismo, la película se concentra en narrar la supervivencia en estado de cautiverio y cómo fue posible la liberación. El resultado perturbador proviene, entonces, de las convenientes omisiones de la película: cómo hicieron para sobrevivir y escapar los menores y la maestra sin haber corrido riesgos de violencia. Y aún peor: qué relación hay entre ellos y los cuerpos de los asaltantes, encontrados en una caverna, mutilados de manera inhumana? La película resuelve y no resuelve el enigma al mismo tiempo. Pero lo interesante es de dónde saca los recursos para hacerlo y que todo lo que veamos funcione como una versión perversa de un rape & revenge.

Fortress supo ser una película muy difícil de encontrar durante años. Por el momento pueden verla por aquí, liberada, en la mejor calidad que puede conseguirse en plataformas abiertas. Denle play y pásenla mal. No digan que nosotros no les avisamos.

Comentarios