MV5BMzBkZDJjOGUtN2Y2Yi00Y2MxLTgxNjMtNjE5MWNmOWI1YmEwXkEyXkFqcGdeQXVyMTAxMDQ0ODk@._V1_SY1000_CR0,0,1399,1000_AL_

Tiempo de lectura: 1 minutoPánico en el Transiberiano (Eugenio Martín, 1972)

Varios Autores

Esta sección nació para morir mil veces. O quizás en vez de Lost and found debió haberse llamado Quémese después de verse. Quizás porque al tratarse de links abiertos para películas raras, extrañas o difíciles de ver, esos links en cuestión no duran mucho en la red. O en algunos casos, suerte mediante, quizás hasta podemos tenerlos ahí donde están. La realidad es que esta sección flamígeras vuelve este mes por más material. Lo que no podemos asegurar es que ese material esté disponible mucho tiempo.

En esta velada les traemos una de esas maravillas que responden a lo que alguna vez se llamó el terror ibérico. O también podría formar parte de ese segmento sin fronteras definidas (pero con un sistema de producción definido y aceitado) como fue el Eurhorror o Euro-horror, que supo tener variantes dispersas entre España, Italia, Francia, Inglaterra pero también Alemania. Pánico en el Transiberiano (también conocida como Horror Express) es uno de esos milagros hijos de la clase B mezclado con el espíritu de revisar el género que supieron cultivar productoras notables como la Hammer o American International Pictures. Bueno, en este caso el responsable es un director español pero acaso sea lo que menos importe en este crossover de nacionalidades y participaciones. Eugenio Martin nunca se carecterizó por ser uno de esos directores con un universo personal claramente definido. No obstante esa impersonalidad le sienta perfecto. En esta película, además, también asistimos a representaciones de un mal sin nombre (un proceso que expermientó el terror en su mutación hacia las renovaciones iconográficas que sucederían entre los 70s y 80s), multiplicado y transmigrando de cuerpos. Todo eso en un espacio claustrofóbico como el que otorga un tren y al mismo tiempo con dos mitos del terror de los 50s y 60s como Peter Cushing y Christopher Lee haciendo el relevo. Entren, denle play, que no se van a arrepentir.

Comentarios

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Articulos Relacionados

WP Feedback

Dive straight into the feedback!
Login below and you can start commenting using your own user instantly

Ir arriba