Esta sección nació para morir mil veces. O quizás en vez de Lost and found debió haberse llamado Quémese después de verse. Acaso porque al tratarse de links abiertos para películas raras, extrañas o difíciles de ver, esos links en cuestión no duran mucho en la red. O en algunos casos, suerte mediante, quizás hasta podemos tenerlos ahí donde están durante un tiempo prolongado. La realidad es que esta sección flamígera vuelve este mes por más material. Lo que no podemos asegurar es que ese material esté disponible siempre.

A lo largo de la década del 60 pocos actores hubo que trabajaran de manera tan incansable para redefinir las reglas y posibilidades de un género. Uno de ellos fue Vincent Price, quien no conforme con construir una carrera que redefiniera los arquetipos del terror post-clásico, también participó en los cambios de estilo y forma. En esta dirección de cosas The witchfinder general es una perfecta película de transición. Y es que ahí en donde el terror empezaba a desarrollar un veloz proceso de modernización (recordemos que en 1968 fueron concebidas tanto El bebé de Rosemary como La noche de los muertos vivos) otras películas ejecutaban silenciosas transiciones, en mayor medida en manos de artesanos competentes.

The witchfinder general funciona perfectamente como film de terror post-gótico pero al mismo tiempo anticipa un grado de violencia y un salto de límites que recién la década del 70 se permitiría con semejante nivel de sadismo. Sin ingresar en el terreno del morbo ni del torture-porn, el film de Reeves habilita posibilidades que el terror británico no se había permitido hasta el momento. Mediado por una suerte de melodrama lateral, el film no nos permite darnos cuenta cómo vamos ingresando en el infierno de la naturalización de la violencia. La excusa del film de brujas en realidad deja entrar otros horrores, que en alguna medida fue la programática no programada del mejor terror de transición de los 60s. Como si tuviera un pie puesto en cada mundo (en los viejos problemas e imaginario pasado del gótico pero también en los rituales violentos del presente).

Muy poco conocida, olvidada o sencillamente menospreciada, The witchfinder general pide una urgente revisión. Ustedes denle play.

Comentarios