Captura de Pantalla 2021-06-24 a la(s) 02.51.02 p. m.

Tiempo de lectura: 2 minutosThe Unknown (Tod Browning, 1927)

Por Varios Autores

Con el paso de los años Tod Browning aquirió un prestigio que su propio tiempo le había quitado. Dueño de un talento visual y de una suma de ideas que anticiparon en varias décadas al terror corporal de tipos como David Cronenberg, el cine de Browning supo ser, a su manera, también dueño de una mirada trágica, desesperada. En este caso hablamos de una de sus películas de la etapa pre-Freaks (1932), en donde todavía gozaba de una serie de libertades que el Código Hays y la misma industria luego le vedaron.

En el caso de The Unknown el director vuelve al melodrama. Pero lo hace con una intensidad de temer, como si fuera uno de los pocos capaces de ver que detrás de toda obsesión amorosa hay también una historia de terror y de espanto. Aquí narra el cuento al que volverá posteriormente, una de las bases del melodrama: el triángulo amoroso. Pero esta historia sobre Alonzo, un tirador de cuchillos (sin brazos!) circense enamorado de su colaboradora no termina en la obsesión malsana de un amor no correspondido, como quizás lo haría un melodrama tradicional.

No: The Unknown es también un policial sobre un sujeto que con el fin de evitar ser apresado simula una mutilación que es, precisamente, aquello que lo aleja de su amada (que sufre de una fobia al contacto físico!). Pero la cosa no termina ahí: ante el peligro de ser denunciado a la policía (por haber sido descubierto en su secreto), Alonzo (Lon Chaney), elige el camino mas demencial: amputarse los brazos y regresar al circo sin peligro de ser apresado. Pero la tragedia tiene un par de giros mas: al regresar se entera que su amada ha superado su fobia y que va a casarse con el tercero en discordia, el forzudo del circo, contra el cual Alonzo organiza su venganza: desmembrar a su oponente en un truco con los caballos (dejando a Tupac Amaru como un capítulo de Dora la exploradora en comparación).

Todo en The Unknown es producto del exceso, de los amores enfermizos, de la obsesión pero también estamos ante un sistema de engranajes narrativos perfectos, que actualizan las formas de la tragedia. Poco vista, revalorizada hace pocos años, The Unknown es una obra maestra adelantada a mil cosas. Como el cine de Browning, no casualmente uno de esos directores que tenemos que redescubrir urgentemente.

Sin quitarles más tiempo, les dejamos AQUI  el link que los redireccionará para ver la película subtitulada. Y para nuestros suscriptores de la Comunidad Cinéfila Perro Blanco se tratará de nuestro decimoquinto análisis en el marco del cineclub, con un extenso podcast solo para quienes se suscriban.

Comentarios

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Otros ArtÍculos Recientes

Ir arriba