El último envío del número de julio de Lost & Found viene con la primera (quizás la mejor de las tres) versión cinematográfica que se tomó el trabajo de adaptar Soy Leyenda, la extraordinaria novela de Richard Matheson (uno de los guionistas de The twilight zone), The last man on earth. Esta maravilla querible tiene ese plus propio de ciertas producciones pequeñas que, amparadas en las mejores enseñanzas del cine clase B, tuvieron que abrirse el paso gracias a su inventiva, sus ideas y sus limitaciones formales antes que por su presupuesto de gran espectáculo. En ese sentido la novela de origen era material inmejorable como para explotar: una locación, un personaje (no vamos a spoilear…), un conflicto superlativo, concentración dramática pura y un giro de tuerca. Con todo eso, con ideas y, fundamentalmente, con Vincent Price (no es casual la elección de este actor para dar cuenta de una época en la que se invierte el concepto de monstruosidad en el cine de terror y en el fantástico), dos directores ignotos dejaron esta gran versión. El problema es que seguimos contando con versiones sin subtítulos. Esperamos que no se enojen con nosotros.

Comentarios