Zama-Lucrecia-Martel-1

Zama (y sus coletazos)

Por Marcos Rodríguez

 

A veces la crítica de cine puede ser un argumento pleno, rebosante de ideas. A veces esas ideas se pueden expresar de manera más o menos económica. En otros casos con un dejo de barroquismo. Pero la crítica también puede jugar. Bueno, la crítica-juego de Marcos Rodriguez es otro de esos motivos que demuestran por  qué Perro Blanco es un espacio libre para que pase casi cualquier cosa. Uds saquen sus propias conclusiones.

Zama
Argentina, Brasil, España, Francia, Holanda, México, Portugal, Estados Unidos, 115′.
Dirigida por Lucrecia Martel.
Con Daniel Giménez Cacho, Lola Dueñas, Matheus Nachtergaele, Juan Minujín, Rafael Spregelburd, Nahuel Cano, Mariana Nunes y Daniel Veronese.

La llama tras Zama

Por Marcos Rodriguez

La llama tras Zama amasa alabanzas. Ablanda las cargas, amansa a las masas. Andanzas lanadas allanadas a la trama aplanada, arrasada. Acalambrada, bala la llama.

Acatada, andarás la pantalla hasta la marca. Abrazarás la falsa argamasa amañada para avasallar al azar. A mansalva.

Ah, la llama apalabrada, da Lacán. Llama acampanada tras la hazaña armada, das chabacana.

Adapta la afamada maraña. Agallas alargadas, cantadas. Agazapada tras las alhajas ajadas, abrasada la banana, castrada, acalladas las balas, bañadas las barbas, aclaradas las andadas. Agachada la carcajada. Barcaza cargada hasta la azada. Sanadas las sanatas gastadas. Palpadas las pancartas.

Camaradas hasta las calzas cabalgan a las cañas. Capaz la cara lavada. Caravana carcamana. Andan a las nalgas. Navajas rajadas. Charlaban las damas, llamaradas pardas malgastadas. Trasladada la llama, pastaba patrañas. Jarras taladradas, dragadas, falta fantasma al drama.

Facha fajada, magma plagaba la parranda. Chapada la cascada, danzaban las gárgaras, graznaban. Harpa halagada. Lanzallamas fallada. Jarana macabra. Jactaba la ladrada.

Allá, la llama hamacada cava labranzas ganadas. Mascarada plagada. Tranzada, allá vagaba. Valdrá más la llama a la trama.

A la flama llagada andá a salvarla.

Comentarios

Comparte este artículo

Otros ArtÍculos Recientes