Estrenos

 Recientes

Claudia

Claudia trabaja una secreta lectura a contrapelo de diversas tradiciones argentinas. Esto también es una tradición, claro. Que supo ser secreta, pero que con el tiempo convirtió al secretismo en un gesto obtuso, insulto, acaramelado y narcisista. Que sea Sebastián De Caro (cuya obra previa no da cuenta de indicios posibles en esa dirección de lecturas y paternidades) es un hecho bienvenido. Sebas no pertenece a elites de ninguna clase. Y pareciera que en él se acabaran las grietas invalidantes que hacen que el cine argentino siempre crezca a destiempo entre las formas del clasicismo y los géneros respecto de otras rupturas. Ahí, en esa tradición escondida, en el contrapelo de lectura (como Walter Benjamin: la única lectura válida y posible es a contrapelo) vive su última película.

    No Estrenos

     Recientes

    Charlie Says

    La manipulación de Manson, por tanto, se nos presenta como el gran enigma de la película, pero en lugar de reconstruirlo, el guión parece listar apenas un par de puntos claros, aunque narrativamente poco interesantes. El primero, los “daddy issues”. Los parlamentos de Manson hacen palanca permanentemente, aunque con un freudismo hippie de estudiante de psicología entusiasmado en el CBC, sobre el punto de apoyo de los temitas no resueltos con papá y sus traumas asociados.

      Festivales

       Recientes

      #PostBafici 2019 – (8): Camorra

      Lo que más impresiona de Camorra es cómo, mediante los recursos menos felices, mediante las estrategias que bien podrían confundirnos y llevarnos a otro terreno, termina por construir un universo voluminoso, sólido, sensible, íntimo pero a la vez público. Esto es clave, entonces: lo que se nos cuenta es la historia pública de la Camorra, pero no su costado policial.

        TV y Series

         Recientes

        Mindhunter – Segunda temporada

        Se estrenó la segunda temporada de esta serie que casi no tiene enemigos. Y para no ser menos nos adentramos en sus procelosas aguas para ver si el asunto mejoraba respecto de la primera. Resulta que si. No solo es mejor sino que la experiencia es más perturbadora. Para eso nos juntamos a hablar al respecto. El resultado es este diálogo apasionante.

          • Cine Argentino
          • Entrevistas

          Claudia

          Claudia trabaja una secreta lectura a contrapelo de diversas tradiciones argentinas. Esto también es una tradición, claro. Que supo ser secreta, pero que con el tiempo convirtió al secretismo en un gesto obtuso, insulto, acaramelado y narcisista. Que sea Sebastián De Caro (cuya obra previa no da cuenta de indicios posibles en esa dirección de lecturas y paternidades) es un hecho bienvenido. Sebas no pertenece a elites de ninguna clase. Y pareciera que en él se acabaran las grietas invalidantes que hacen que el cine argentino siempre crezca a destiempo entre las formas del clasicismo y los géneros respecto de otras rupturas. Ahí, en esa tradición escondida, en el contrapelo de lectura (como Walter Benjamin: la única lectura válida y posible es a contrapelo) vive su última película.

            Entrevista Maria Alché, directora de Familia Sumergida

            María Alché se hizo conocida a partir de protagonizar La Niña Santa junto a Mercedes Morán y Julieta Zylberberg. Su carrera promisoria como actriz sin embargo fue virando hacia costados impredecibles como directora de casting, fotógrafa y directora de cortometrajes excelentes como Guliver y Noelia y ahora de un largometraje notable como Familia sumergida. Si uno quisiera hacer paralelos algo caprichosos, podrían decirse que su cine es parecido en ese sentido: películas que parece que van a ir hacia un lugar y luego viran hacia espacios totalmente impredecibles y desconcertantes. Familia Sumergida es, en este sentido, un choque de cosas que se van sucediendo en una película que no parece querer encontrar un centro definido.

              • Podcast
              • Crítica de la crítica

              Los fracasos necesarios: por qué el cine de superhéroes es un éxito hoy y no lo fue antes? (parte I)

              Bueno: comenzamos con nuestra serie de videoensayos. En esta caso intentamos meternos con un período poco visitado (el cine de superhéroes entre 1992 y 2008) de un tema muy visitado (el cine de superhéroes en general). Pasen y vean. Esta es apenas la primer parte del análisis. En breve vendrá la segunda, que planteará algunas hipótesis de eso que hoy por hoy se ha instalado como un nuevo género hecho y derecho.

                Algunas observaciones sobre la crítica ideológica

                En Perro Blanco tenemos una sección llamada Crítica de la crítica, porque, al igual que otros colegas, nos leemos mutuamente. El tema es que a veces charlamos menos de lo que deberíamos, porque al parecer es preferible mantener un silencio sin hacer olas antes que intercambiar ideas apasionadamente y en público.  Dado que hasta el momento nadie ha hecho uso de su derecho a réplica en esta revista, lo que nos queda es seguir dialogando en el aire. Quien les dice, quizás alguna vez haya respuestas. En nuestra tercer entrega le toca al señor Hernán Schell, quien fiel a su estilo, se desdobla en un diálogo sobre el tema. Insistimos: alguna vez habrá respuesta. Al fin y al cabo las noticias siempre corren en el mundo de la crítica, que es pequeño.

                  • Diario cinéfilo
                  • Inactualidades

                  Se fue José: Adios a Martinez Suarez (1925-2019)

                  Armar un obituario sobre José Martínez Suárez es reencontrarme con el hombre, con el presidente del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata. Yo no conocí al director. O al menos no completamente. Por eso esta despedida no pretende ser un recorrido exhaustivo por su obra. De hecho, solo vi la mitad de su obra y espero ansioso hoy poder ver, por primera vez, Noches sin lunas ni soles, su última epopeya que nunca agarré desde el comienzo. Por eso esta despedida de es de otra clase. Espero sepan entender

                    Electric Boogaloo: The Wild, Untold Story of Cannon Films

                    El resultado de la película de Mark Hartley (que algunos años antes había dirigido la también hermosa Not Quite Hollywood: The Wild, Untold Story of Ozploitation!) es conmovedor. Y se disfruta como la historia de una familia (en donde había mucho odio, resentimientos varios y puteadas a granel) que, el día en el que decidió traicionarse, es decir, comenzar a producir en función de un cálculo que excediera la velocidad de la grasa de las capitales que el cine de Cannon Films había configurado como nadie, comenzó a sellar su propio final.

                      • Dossiers
                      • Volver al Futuro

                      #Dossier90s: Blockbusters & transición

                      A lo largo de su vasta historia Hollywood supo tener muchos enemigos, no obstante los más poderosos siempre fueron domésticos. En las dos últimas décadas del Siglo XX, no solo tenía enfrente a la televisión, con su propia producción de contenido, sino también el VHS –al que se posteriormente sumaría el DVD-, que se alimentaba del cine pero ofreciendo un canal de consumo que le otorgaba mayor comodidad al espectador. A Hollywood le costó pensar y construir formatos que le siguieran otorgando distinción, por eso, en este contexto el cine de acción –con su hibridez que le permitía fusionarse con otros géneros también impuros- fue una muestra clara de eso. Los noventa, sin lugar a dudas, funcionaron como una gran era de transición, que se debatía entre dejar de lado algunos parámetros vigentes desde los ochenta –e incluso los setenta- y anticipar otros que terminarían por consolidarse ya entrado el nuevo milenio.

                        La música de mi vida

                        Primero, La música de mi vida se inscribe en la última corriente del antibreixit surgida con el ánimo de desmontar la visión etnocéntrica, aislacionista y nacionalista del Reino Unido del populista Boris Johnson. El relato del libreto recrea una anécdota de 1987, buscando señalar a la dama de hierro como causante de las políticas segregacionistas que hoy polarizan a Inglaterra.Segundo, la pieza se dirige a suavizar y relajar las costumbres ortodoxas que rigen la vida en la comunidad pasquitaní. El protagonista organiza una pequeña rebelión en la granja de sus estrictos padres, queriendo ser como Bruce Springsteen, para salir de un pueblito infernal de provincia.

                          • Otros espacios
                          • Cursos

                          Algunas ideas pendientes acerca de ESO

                          Algunos días atrás dimos a conocer un diálogo en la revista en torno a la segunda entrega de IT. No conforme con haber participado en el diálogo en cuestión, uno de los integrantes decidió sentarse a pensar en cinco secuencias en particular de la película en cuestión. El resultado es un análisis pormenorizado de por qué Muschetti pudo haber mejorado audiovisualmente (filmando escenas), pero que todavía le falta para ser un narrador consumado.

                            Cine club Perro Blanco – Comunidad de espectadores: Trouble Every Day

                            La décima cuarta película que vimos y trabajamos fue una película notable, que tuvo, increíblemente, estreno local sin demasiada suerte. Por motivos que desconocemos la elección del título de estreno, Sangre Canibal, tampoco ayudó demasiado. Sea como fuere, su directora Claire Denis merece nuestro detenimiento en su rica obra. Y Trouble Every Day es una obra maestra que no podíamos dejar afuera.

                              • Lost & Found
                              • Cero en conducta

                              Let’s scare Jessica to death (John D. Hancock, 1971)

                              Una de las ideas más interesantes de Let's scare Jessica to death es que no estamos ante la clásica película conspiranoica en la que una protagonista mentalmente inestable es convencida por un grupo de psicópatas que está loca. O al menos eso es lo que la película siempre nos deja establecido, jugando a mitad de camino entre Polanski y Henry James. La progresiva inmersión en la locura que parece describir la película con su protagonista también puede ser leída desde su aspecto sobrenatural. De esta forma, la película se convierte en una suerte de tratado ambulante sobre la ambigüedad, jugando con las formas, jugando con la imposible construcción de confianza y convirtiendo a un retiro apartado en una pesadilla en la que nadie es lo que parece y todo puede ser posible.

                                Puesta de cámara (III-IV): La relación de aspecto como encuadre

                                Tercer Cero en conducta del mes. En este caso con una curiosidad: el análisis del uso de la relación de aspecto (relación de proporción entre el alto y el largo de la pantalla) con el encuadre de una película, como un modo de dinamizarlo. La idea del video es que nos concentremos en el poder expresivo del trabajo sobre el llamado ratio o relación de aspecto para ver, precisamente, que el universo de la puesta de cámara y el trabajo sobre el encuadre puede ser más vasto de lo imaginado. Entren, miren e indaguen: hay más material del que imaginan entre esos cuatro límites.

                                  ¡No te pierdas de nada!

                                  Unite a la comunidad de Perro Blanco y recibí todas las novedades en tu correo.

                                  ¡Ya estás registrado! Chequea tu correo.