Cine Argentino

Una vasta producción anual nos obliga a dedicarle un apartado especial al cine argentino, a veces no demasiado afortunado en su visibilidad a la hora de la distribución y exhibición. Intentemos reparar algo de eso.

El diablo blanco

El Diablo Blanco, a primera vista, parece querer pertenecer a esto. Comienza con un momento de shock visual (que no hay que confundir con el gore, que requiere de prolongación del sufrimiento en el tiempo, hasta volverse insoportable, a diferencia del shock que tiene exclusivamente la función de impacto y la inmediatez), muy similar al comienzo de Muere, Monstruo, Muere y prosigue con la llegada de unos jóvenes a un pueblo extrañado que no puede no hacernos acordar a la pesadilla rutera de La Masacre de Texas.

Leer más

Delfín

Después de dos películas que combinaban lo genérico con lo experimental, y una profunda austeridad en la puesta en escena, Gaspar Scheuer –El desierto negro, Samurai- uno de los mejores y más experimentados diseñadores de sonido audiovisual de Argentina, se arriesga a narrar un cuento clásico, con un montaje fluído y una puesta en escena transparente. Delfín es una producción que no se destaca por su originalidad, sino por su discurso directo, sin demagogia ni efectismos.

Leer más

Chubut, libertad y tierra

Lamentablemente, la obra de Carlos Echeverría no tolera muy bien el paso del tiempo. Y menos que menos cuando el recurso no solo atrasa temporalmente el registro de lo narrado (si algo afecta a Chubut, libertad y tierra es que se ve, se oye y se siente particularmente vieja, como si hubiera sido hecha hace 20 o 30 años, o como si hubiera sido concebida desconociendo toda la historia que pasó por los costados a esta clase de formato documental).

Leer más

Astrogauchos

Astrogauchos (2019), ficción en clave de comedia y sátira del realizador argentino Matías Szulanski está estructurada narrativamente en tres capítulos y un epílogo, que siguen una temporalidad lineal desde el año 1966 al 1969 en plena dictadura del General Onganía, la película construye un código, que es el de la sátira, que siempre ha sido un arma adecuada para el humor político.

Leer más

El hijo

Durante la mitad del film, Schindel trabaja una construcción directamente ligada al gótico, generando excelentes climas gracias a una utilización equilibrada de la fotografía, la banda de sonido y aprovechando estéticamente la locación seleccionada. Pero también está el mundo real. Y acá es donde el director abandona los clichés y lugares comunes para posarse en un universo que conoce: el de los juzgados y comisarías, que pueden ser tan o más aterradores que las habitaciones del hogar.

Leer más
Loading

Tweets recientes

¡No te pierdas de nada!

Unite a la comunidad de Perro Blanco y recibí todas las novedades en tu correo.

¡Ya estás registrado! Chequea tu correo.