Cine Argentino

Una vasta producción anual nos obliga a dedicarle un apartado especial al cine argentino, a veces no demasiado afortunado en su visibilidad a la hora de la distribución y exhibición. Intentemos reparar algo de eso.

Claudia

Claudia trabaja una secreta lectura a contrapelo de diversas tradiciones argentinas. Esto también es una tradición, claro. Que supo ser secreta, pero que con el tiempo convirtió al secretismo en un gesto obtuso, insulto, acaramelado y narcisista. Que sea Sebastián De Caro (cuya obra previa no da cuenta de indicios posibles en esa dirección de lecturas y paternidades) es un hecho bienvenido. Sebas no pertenece a elites de ninguna clase. Y pareciera que en él se acabaran las grietas invalidantes que hacen que el cine argentino siempre crezca a destiempo entre las formas del clasicismo y los géneros respecto de otras rupturas. Ahí, en esa tradición escondida, en el contrapelo de lectura (como Walter Benjamin: la única lectura válida y posible es a contrapelo) vive su última película.

Leer más

La afinadora de árboles

La afinadora de árboles es una metáfora de la filmografía de su realizadora. Sus protagonistas no son iguales. La posición que tienen con respecto a su entorno también es distinta, y esto exhibe un cambio en la forma de representación, una transformación. Se produce entonces un curioso paralelo: al igual que sus protagonistas, que no cambian su esencia, sino que confirman su identidad, sus deseos y sus metas, Smirnoff también confirma una identidad cinematográfica, una búsqueda visual y narrativa que fue construyendo, asimilando cambios, pero confirmando un estilo.

Leer más

Margen de error

En el caso de Margen de error estamos ante una comedia romántica en tono low-fi, con el eje puesto en una mujer de 50 y tantos, que a partir de una visita inesperada comienza a reformular su propio lugar en su mundo de comfort, en este caso representado por el universo cerrado de un grupo de amigas y su pareja (afortunadamente la película no necesita hacer ninguna clase de declaración políticamente correcta sobre la elección sexual de todas ellas, que son lesbianas, elección que la película no remarca como un gesto de superioridad moral sino como un elemento dramático a aprovechar).

Leer más

Las facultades

En Las Facultades los maestros evalúan, pero no son los que se roban protagonismo, a pesar de ser los experimentados. Incluso algunos cumplen con su rol fuera del cuadro. Las universidades y sus facultades son más titánicas que los profesionales “disciplinados, competentes y sabios”. Son más infinitas que las voces oficiales y consolidadas. En la totalidad de este trazado prácticamente no encontramos el ritmo y el pulso típicos de una cátedra, sino que el shock que nos golpea como sociedad en lo cultural y económico.

Leer más

Baldío

Baldío asume, reflexivamente, todos y cada uno de los códigos del noir (blanco y negro, luces focalizadas, contrastes marcados, que naturalmente buscan evidenciar la ambigüedad y el conflicto moral de los personajes) ya dentro de la película filmada como fuera de ella. El código, entonces, se extiende: en su piloto Brisa se interna en los bajofondos suburbanos tratando de dar con el paradero de su hijo, un joven adicto al paco que ha caído, debido a ello, en una importante degradación física y moral.

Leer más
Loading

Tweets recientes

¡No te pierdas de nada!

Unite a la comunidad de Perro Blanco y recibí todas las novedades en tu correo.

¡Ya estás registrado! Chequea tu correo.