2PObncWJKxuVmOsK1YIC91ZwRCX-1200-1200-675-675-crop-000000

Tiempo de lectura: 1 minutoHellzapoppin (H.C. Potter, 1941)

Por Varios Autores


“Conocida” -entre muchas comillas, dado que se trata de una película literalmente desconocida para la mayor parte de los cinéfilos- por el triste nombre de Loquilandia (sic), Hellzapoppin (síntesis de Hells are poping, es decir, los infiernos están emergiendo, estallando, brotando) es una de esas maravillas imprevisibles que suelen perderse en el anonimato de los tiempos.

Proveniente de el mundo del teatro -de hecho la película tiene origen e impronta teatral del teatro de variedades, pero logra sacarse de encima ese tufo a los pocos minutos-, estamos ante una película imposible, caótica, pletórica en ideas, repleta de gags encadenados, interpelaciones al espectador -debe ser la película con mayores rupturas de la cuarta pared de toda la historia del Hollywood clásico-, pero fundamentalmente frente a una gema escondida que mezcla comedia verbal, física, musical (las coreografías que construye son excepcionales) como solo los Hermanos Marx podían lograr en sus películas.

Pero el anarquismo de Hellzapoppin no pone en el centro del asunto a ningún protagonista, sino que construye una estructura abierta, ramifican, rotatoria, en donde todo(s) se cruza con todo(s) indeterminado inclusive lo que sucede de uno y de otro lado de la pantalla (dejando a los juegos de Mel Brooks como meros ensayos frente a este nivel de locura). Luego de una sucesión imposible de variaciones sobre el mismo anarquismo que la película pregona, se produce la necesaria recapitulación como para que el juego cierre. Y otra vez mas, luego del número final (como si se tratara de un espectáculo de variedades), uno de los personajes sale de la película para hablar con el guionista, al que, literalmente caga a tiros. Es imposible dar cuenta de una trama. Es vital que la vean. Y están en You Tube, con subitítulos y todo

Sin quitarles más tiempo, les dejamos AQUI  el link que los redireccionará para ver la película subtitulada. Y para nuestros suscriptores de la Comunidad Cinéfila Perro Blanco se tratará de nuestro decimocuarto análisis en el marco del cineclub, con un extenso podcast solo para quienes se suscriban.

Comentarios

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Otros ArtÍculos Recientes

Ir arriba